Vino Santa Rosa Reserva 1995: Cereza muy intenso, ribete teja. Después de airearse durante una hora,


Cereza muy intenso, ribete teja. Después de airearse durante una hora, aparecen aromas de fruta negra y uva soleada, se perciben maderas finas, aromas de reducción (cuero nuevo) y matices de roble tostado (café molido y azucar caramelizado). En boca es potente, ha perdido algo de fruta pero a cambio se ha vuelto elegante y con taninos muy pulidos. Final levemente amargo y retronasal con recuerdos de cacao.
Un gran vino, pero me gustaba más en su juventud pues mostraba un carácter que ahora se echa de menos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar