Restaurante Morgado en Valencia

Restaurante Morgado

Datos de Morgado
Precio Medio:
68 €
Valoración Media:
6.0 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
7.1 10
Entorno:
5.1 10
Calidad-precio:
5.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: C/ Reina Doña Germana, 4
Código postal: 46005
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos

Teléfono


24 Opiniones de Morgado

Este local ha cerrado definitivamente

La verdad es que soy asiduo de este restaurante con el que suelo agasajar a mis clientes. Desde luego no se trata de un restaurante que destaque por trabajar una comida muy elaborada, sino que su valor más destacable es, para mí, la preeminencia que da al producto sobre todas las cosas.
Este día tomé un bacalao dorado muy bueno (justo de sal y generoso con el bacalao) y unas sepias pequeñas con habitas que estaban muy bueno (para ver el cielo, pese a que algunos considerarían poco hechas las habas, para mí estaban al punto). De plato principal tomé carne (cosa rara en mí que siempre suelo tomar pescado), en concreto buey que me encanto, tanto por su sabor como por su textura. De postre fresas de verdad (esta vez con helado), aquí he de decir que soy monocorde: siempre tomo el mismo postre.
Mención a parte merece el vino. Yo soy de los que, pese a encantarme el vino, no suelo pedir vinos caros en los restaurantes (ya me los tomó en casa). Pues bien, en Morgado recomiendo fiarse del vino que te aconsejen, el sumilier es honrado y siempre aconseja buenos vinos a un precio bajo.
Por último no es un restaurante barato, pero lo buenos es caro, y tampoco es un restaurante para experimentar, su gran virtud es que se basa en la cocina de siempre y los productos usados son muy, muy buenos.

El Sr. Morgado abanderado de su origen, haciendo gala de sus productos, disfruta como pocos de su profesión. Te recibe, despide, aconseja, sirve, cocina; el hombre orquesta.

Se rodea de excelentes profesionales; camareros y un atento sumiller. Y eso es mucho decir.

Hace tiempo que no pasaba por este veterano establecimiento, que sigue vigente y con buena actividad comercial, que teniendo en cuenta sus precios, se concluye que tiene éxito.

Estamos todos de acuerdo en que sobran al menos dos mesas, por lo que resulta el local claramente abigarrado.

No tiene una cocina muy sofisticada, solo productos de calidad seleccionados y bien cobrados.

Creo que se puede comer por algo menos de lo que me gasté, por ejemplo un primero para compartir, y unos fideos negros de segundo: mi futura elección cuando retorne.

Si quieres ver mi cuenta, la subo a la web.

A volver, algo más comedido.

En la línea de siempre con buenas materias primas bien tratadas en cocina con el hándicap del precio, si bien es cierto que dispone de una clientela adicta y fidelizada. Juan atento siempre a los comensales, ejerciendo de excelente relaciones públicas y vendiendo muy bien sus productos de calidad.

La elección del vino fue personal entre los comensales en número de seis, iniciando con un vino de la tierra (Sueño de Megala añada 2006 por 43,20€) el cual algunos desconocían, seguido de (Alión añada 2006 por 71,28€), IVA incluido en ambos casos. Buena atención por parte del Sumiller en todo momento. El servicio de copas muy idóneas.

En cuanto al resto del local, al margen de indicar una muy buena presentación de la mesa así como muy correcta cubertería, vajilla y cristalería, no haré más referencia puesto que prácticamente en todos los comentarios anteriores hacen alusión al mismo problema.

Como entrantes el buen jamón de Extremadura ya que dispone de animales propios (42,12€), Habitas totalmente peladas muy tiernas con jamón (29,85€), Erizos de mar horneados, muy sabrosos y finos (48,66€). Los platos sin ser bondadosos, sí con la suficiente cantidad.

Como plato fuerte un excelente codillo ibérico con acompañamiento de verduras. Plato bien elaborado, muy sabroso y en su punto, pero aquí debo reconocer que las raciones fueron bondadosas, llegando a sobrar.

Como postres un completo combinado de tartas.

El servicio muy profesional, amable y atento en todo momento

Decidimos ir a este restaurante después de leer algunas opiniones.
Local pequeño y con muy poco separación entre las mesas, por desgracia estás escuchando a los de la mesa de al lado.

En referencia al servicio os cuento que 3 veces le dije al señor que no quería Jamón, "señor no quiero jamón"..., un poco pesados en este aspecto como si quisieran "colocartelo".

Muy atento el sumiller en su trabajo y fantástico en la ayuda a la elección del vino.

Comimos patata rellena de foie, aceptable.Gamba rallada a la sartén con huevo frito, a mi modesto parecer es la manera de estropear un marisco de esa categoría. Merluza pincho a la plancha, buenisima.

Para los postres platito de queso curado, (frio de nevera) y algún dulce.

Local abigarrado con poco espacio entre mesas.
Buenas materias primas pero con un precio desorbitado.
De entrantes gambas y patata rellenas de foie.
Lomo de buey con sal gorda. Rodaballo a la parrilla. Tiramisú.
Vino Pago de Carraovejas.

Que ganas tenía de volver a Morgado !!! Excelente cocina de mercado con un producto que brilla por su calidad . Estupenda selección de materia prima .
Ubicación muy centrica . Buena decoración , aunque mesas demasiado juntas . Comemos un jueves , sala con poca ocupación . En los días de llenazo , sonoridad demasiado alta .
Pedimos para compartir : jamón bellota de extremadura ( muy bueno , excelentemente cortado delante de nosotro ) , patatas rellenas de foie ( muy buenas , todo un clásico , aunque me parecen desfasadas de precio y tamaño , 7 euros unidad ) , boquerones y anchoas caseros ( sobre cama de tomate , espectacular tamaño , super sabrosos ) , tartar de solomillo ( muy bueno , aunque el plato excesivamente frio delataba que no estaba recien preparado ) .
De beber , empezamos con claritas y de vino un Alvarez Nölting . Muy buena carta y coperio , servicio destacable y atento .
De postre , fresitas salvajes con nata , excelentes pero desfasadas de precio ( 9 euros ración ) .
Fantástica comida , volveré en cuanto me lo permita el bolsillo , salimos a 72 euros pax .

  • Fresitas salvajes con nata .

  • Anchoa y boqueron caseros .

  • Jamón bellota de extremadura .

Amplia carta de productos del mercado, tomamos unos rebollones con un huevo escalfado, emrluza con un rebozado muy buena, y postre de fruta natural,vino tomamos Arbol blanco, local mas bien pequeño, servicio muy eficiente, lo he visitado ultimamente en varias ocasiones y siempre lleno, empresarios y algun Presidente de Camara de Comercio, gastando las cuotas de los asociados, para comer sin sorpresa y buena calidad del producto.

En cunto a la elaboracion de los productos hemos de reconocer que esta casa ofrece la mejor calidad con respecto a otros locales de su rango. Para disfrutar de su excelente calidad hay que pagar un precio que hoy en día, parece excesivo, pero tengo la impresion que es una manera de mantener el alto escalafón que ostenta la casa. Una pega, el local, que es reducido para la cantidad de mesas que ocupan su espacio. El servicio es el mas profesional de la ciudad. Excelente carta de vinos.

Local que conozco por haber estado en varias ocasiones, donde disponen de buenas materias primas y correcta elaboración y presentación.
Especialmente bullicioso en ocasiones por lo reducido del local y la escasa separación entre mesas lo que impide la privacidad en las conversaciones.
De notable podriamos calificar el jamón de Extremadura que dispone y las alcachofas con jamón.
El Atún correctamente elaborado en cocina.
Escasa carta de vinos con predominio de Riojas y Ribera del Duero, aunque debo reconocer que son mis predilectos. El servicio de copas es adecuado.
Servicio profesional y atento.
Sensiblemente caro.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar