Restaurante Zen

57
Datos de Zen
Precio Medio:
35 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.6 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
6.6 10
Calidad-precio:
6.9 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Olivereta
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Asiática
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 15,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: nunca

Teléfono


57 Opiniones de Zen

Local ya descrito con anterioridad , que cuando siento ganas de comer chino ,aun sabiendo que te va a costar bastante mas es una buena opcion

era mediodia y habia poca gente , no se si influye los precios de la carta

ensalada tailandesa 7'50

wanton frito 9'50 estan buenos pero 5 a este precio?

cordero mongol14'59

buey con guindilla 14'50

arroz frito 6'50

tallarines zen 8'50

vino rosado mateo rose 9'90

sorbete de frutas y helado con nueces 5'40 cada uno!, y dos cafes

total99e

esta bueno  pero realmente caro a precios de restaurante de lujo

Local con decoración asiática, mcuhas mesas, casi todas libre, con servicio en sala correcto y muy diligente al inicio pero muy lento en los principales.

La carta de comidas es amplia con muchas opciones sopas, pescados, carnes, entrantes.. aparte de sugerencias del chef.
Al final nos decantamos por el menú gastronómico que consiste en 4 entrantes, pescado, carne y postre y café con los platos más representativos de la cocina.

Para beber un godello de Guitian (Valdeorras) a 16.50€, y agua sin gas.

Tomamos para comer y celebrar onomástica en un mano a mano:
Aperitivo de la casa:
. rollito de salmón, atún y curry. Servido en un plato con forma de estrella. Correcto.
. langostino salsa kiriyaki: cumple

Entrantes:
. rollito vietnamita: muy correctos
. wok de verduras: muy buen plato con cda verdura en su punto de cocción.
. shusi y california rock: correctos
. empanailla al vapor con salsa de soja y aceite de sésamo: correctas

Principales:
. merluza al vapor con cebollino y jenjibre sobre salsa de soja (otra vez) demasiado salada para el pescado que por cierto estaba bueno.
. maki de buey, algo duro, relleno de verduras al dente, buenas. Presentación muy conseguida

Postres:
. plátano frito con miel y sorbete de mango. Uno al lado de otro y sin hablarse.

Cafés correctos e incluidos en el precio, cosa que no pasó con el IVA pues el menú de 28€ le faltaba el IVA, al igual que al vino. Una pena porque los aperitivos ya valen esa diferencia de precio final (7.25€).
Mal sabor de boca final que no te apetece volver, por la sensación de querer engañar.

Mucho tiempo sin volver al Zen. Ahora que la oferta de asiáticos ha subido de nivel quizás resulte algo menos llamativo pero no deja de ser un local con atractiva decoración, amplio, espacioso y con una cocina muy bien realizada. Muy rica la tempura mixta, excelente el arroz Bibimbap, si bien yo me quedo con el de Jalasán, excelente el cordero estilo mongol, bueno el sushi y muy bueno el pollo mandarín. Para lo habitual en este tipo de establecimientos cuentan con una carta de vinos bastante interesante y buen "coperio". Tomamos la gewurz de Viñas del Vero que son su carácter afrutado va especialmente bien con este tipo de cocina. De postre un refrescante helado de te verde. Té y cafe.

Si no es al menú pues a la carta o para llevar. Mi california maki roll no me lo quita ningú!
Es cierto que no varían la carta :( Pero alguien del foro ha probado el pato laqueado en tres servicios? Te lo sacan en tres tandas y te lo preparan en un carrito delante de ti!
Lo bueno también es que puedes ver toda la carta en su web para pedir para llevar.
Y con la que está cayendo es bastante adaptable al bolsillo. Si quieres comes barato o te pegas un homenaje "com Deu mana oiga".

El título no es una crítica sino una evidencia de la continuidad en su buen hacer. Comida de mediodía, no había demasiadas mesas ocupadas. Compartimos primeros: ensalada de algas con tofu y huevas de salmón, bien, sencilla; rollitos vietnamitas pero con la horrible lechuga iceberg de acompañamiento para liar el rollito, odio esa variedad de lechuga;sushi bien realizado y con la capa de arroz fina, como me gusta; maguro, quería probarlo porque se lo leí a Dani C, me encantó, sin duda fue lo mejor de la comida, qué exquisito aliño de maceración y qué buen punto de picante, delicioso de verdad; pollo al curry verde con arroz, muy bueno también, bien realizado y sabroso . Acompañamos de albariño pazo de barrantes. Acabamos con dos tés verdes y un licor que parecía añejo de arroz que también me pareció muy rico pero que no sé qué era porque el asiático que atendía mi mesa casi no hablaba castellano y no me lo supo decir. Carta cortita de vinos blancos y algunas referencias no estaban. Al precio de la carta hay que sumarle el iva, lopone en la parte inferior de la carta 8%.

Tras nosecuantas visitas a este restaurante solo le veo un defecto que, personalmente, ahora para mí es una virtud. Clásico.
La decoración ya no es lo que era, ha pasado el tiempo y el local no está al día de los últimos diseños en mobiliario, iluminación... Pero la verdad es que sigue siendo un lugar cómodo con una atmósfera muy zen. Me sigue gustando como el primer día.
La carta no ha variado desde hacer mucho tiempo, tal vez desde el primer día, pero los platos siguen siendo igual de buenos. Esta vez volvimos a caer el maguro picante, uno de nuestros platos favoritos. Un variado de sushi que estaba excepcionalmente bueno, es cierto, aquí no hay queso Philadelphia, no hay foie ni otras filigranas. Solo sushi de calidad con los pescados clásicos. El cordero estilo mongol que hacía mucho tiempo que no probábamos y volvió a sorprenderme y el rodaballo en dos servicios que una maravilla.
La carta de vinos es sencilla, con algunas lagunas que se echan en falta, pero con cosas interesantes con las que puedes comer sin desmerecer los platos. Copas correctas y servicio sumamente atento.

En definitiva, si te gusta la cocina asiática de buena calidad y poco occidentalizada, aquí tienes una opción perfecta. Además de ese punto demodé que tiene su encanto.

Es una buena alternativa si te gusta este tipo de cocina. En esta ocasión éramos tres comensales y como ya he descrito en anteriores comentarios el local así como su bodega, no incidiré nuevamente en ello.
Para la ocasión, elegimos los siguientes platos:
Tabla de sashimi (19.98 €)
Tabla de sushi (13.50 €)
Ensalada de bogavante (19.44 €)
Pato laqueado ½. (34.56 €)
Arroz frito al estilo chino como acompañamiento del plato anterior. (6.48 €)
Mousse de tao al limón. (4.86 €)
Tarta zen. (5.19 €)
Cortado y café solo.
La comida en su línea de siempre, buena materia prima, correcta elaboración y presentación. Iniciamos con cerveza y refrescos (coca-cola).
Con algunos fallos en bodega al pedir los vinos, al final nos decidimos por una botella de Muga Reserva Especial (35.64 €) y al quedarnos cortos pedimos otra de ½ lt. De Prado Rey (10.26 €). Correctas en esta nueva visita las copas para el vino.
El personal como siempre atento y agradable. Al finalizar la comida nos invitaron a tres Gin-Tonic.

Zen pasa por ser uno de los mejores asiáticos de Valencia, avalado por sus cocineros de experiencia internacional.
A lo largo de varios años lo he visitado en diversas ocasiones, decantándome siempre por el menú de degustación. Esta vez no fue así, la elección de platos sueltos incluyó una tabla de sushi, con cuatro sushis variados (gamba, pez mantequilla, atún y salmón) y cuatro makis, dos de atún y dos de salmón. Excelente elección.
Como plato principal, el cordero al estilo mongol, con sabor acentuado por la presencia de cominos y, sin duda, sabroso. En su punto la cebolla morada. Lo que nos descolocó a mi acompañante y a mí fue que el tal cordero resultó ternera, por su apariencia, sabor y textura. A pesar de que el camarero insistía en el origen ovino del plato, nuestras pocas ganas de discutir y la certeza evidente de lo que veíamos y comíamos nos reafirmaron en seguir disfrutando de la cena sin más. No obstante, feo detalle.
Para acompañar, tallarines Zen, pasta cilíndrica de buena ejecución y con buenos ingredientes.
Buena carta de vinos a precios correctos, aunque la clasificación resulte un poco desordenada. Pedimos un cava, María Casanovas, con un servicio más que correcto.
Mantelería de tela, espacio agradable aunque sin musiquita de fondo, decoración tirando a minimalista y servicio atento pese a lo descrito arriba.
Los precios en menú y carta, sin incluir el IVA. Me pregunto si deberíamos, como clientes, ser más exigentes en este aspecto, aun a riesgo de empañar nuestros momentos de ocio.

Llevo varios años acudiendo regularmente al Zen y si tuviera que resumir mi opinión es que se trata de una apuesta segura. Sin desmerecer de otros restaurantes orientales de la ciudad de cierto nivel, el Zen es el que me aporta siempre más satisfacción, menos decepciones y una atención siempre excelente. Me sorprenden leer críticas acerca del tiempo de espera o la calidad de algunos platos. Siempre es posible que haya momentos que pase algo excepcional pero la norma es justamente la contraria, calidad muy buena y servicio fantástico. A destacar las verduras al wok, el pato, el curry o el rodaballo y muy especialmente los rollitos de Vietnam, con toda seguridad los mejores actualmente que pueden encontrarse en Valencia. Los vinos son suficientes (uno no puede valorar un restaurante de este tipo por los vinos) y el precio final siempre comedido. El local es grande pero está bien decorado, permite privacidad en un ambiente agradable.

Yo era antes de Zen, ahora me he pasado a Valencia Orient...Estamos ante un buen restaurante asiático de Valencia, de calidad que se traduce en precio obviamente pero compensa de sobra el pequeño diferencial que se paga por su cocina. El ambiente es agradable , sin demasiadas florituras, sin más... La carta de vinos correcta (los precios también). El servicio es mejor de lo que habitualmente nos encontramos entre los orientales habitualmente, también sin florituras. Como he vuelto varias veces, creo que empieza a flojear, por esa relación calidad precio prefiero Valencia Orient, una pena, además de la zona que es mucho más agradable, pero ojo que todo está bueno (delicioso el pato laqueado).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar