Restaurante El Cigro d'or

3
Datos de El Cigro d'or
Precio Medio:
33 €
Valoración Media:
7.5 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 28,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de El Cigro d'or

Curiosa la oferta de esta fórmula que consiste en elegir el plato principal de entre los platos recomendados del día o cualquier plato de la carta y añadirle un entrante y un postre de entre los dos que este día han preparado, pan y una bebida por 5€ más.

Así pues con esta premisa nos decidimos por esta fórmula, de aperitivo nos trajeron un chupito de crema de garbanzos, de entrante optamos por elegir la ensalada de rúcula y canónigos con alcachofas confitadas y dados de panceta tibia.

Seguimos con arroz de gambas rojas de tamaño pequeño de la cercana lonja de Vilanova i la Geltrú y remolacha, ración generosa con cuatro gambas en cada plato, arroz muy gustoso y con un excelente punto de cocción.

Excelente la calidad del pan.

Los postres del día no nos convencían y así se lo hicimos saber a la camarera que nos atendió, después de consultarlo con el xef, nos dijo que eligiéramos cualquier postre de la carta y que sólo nos cobraría el 50% de una sola ración, a pesar de ello nos trajeron una degustación de uno de los postres del día , helado de requesón y limón que no nos gustó, demasiado sabor a leche. Nuestra elección de postre de la carta fué helado de chocolate con granizado de menta, coco, yogourt i roca de café.

Una botella de agua de un litro y un vino de la zona como no podía ser de otra manera, un monovarietal de la variedad xarel-lo sin sulfitos añadidos de viticultura ecológica y biodinámica y fermentado en ánfora, A Pèl de Loxarel Viticultors, que nos fué servido a su temperatura, el servicio consistió en descorche, cata, primer servicio y ocasionalmente algún relleno. Cristaleria Riedel.

Servicio joven y profesional. Buen detalle que se agradece del xef propietario con los postres.

Dos buenos cafés.

Muy buena relación calidad precio. Después de esta experiencia no cabe sino preguntarme porqué hemos tardado tanto tiempo en volver al Cigró d'Or.

 

 

 

 

Del restaurante que inicialmente se ubicó en Gelida y que al abrir en Vilafranca lo hizo con el nombre de Mercat. Mercat por estar ubicado en la planta alta del mercado de Vilafranca del Penedés.
Al cerrar el restaurante de Gelida, Oriol Llavina xef y propietario, decidió cambiar el nombre y recuper el nombre del restaurante de sus orígenes.
Del local resalta la fantástica viguería de madera que soporta la cubierta del edificio que no hace muchos años se restauró. La cocina totalmente abierta y a la vista y con las mesas con una buena separación.
Para proveerse de producto fresco, solo tiene que bajar unos 15 escalones y tiene a su alcance toda la oferta que ofrece el mercado.
Las mesas bien vestidas, con buena cubertería y copas Riedel.
Los primeros consistieron en una ensalada de langostino y panceta confitada y canalones con bechamel de foiegras platos muy bien presentados, el langostino era fresco y servido entero con cabeza y pelado, la panceta exquisita. Los canalones con buen relleno de carne rustida.
Los segundos fueron sepionetas guisadas en su propia tinta con calçots y calabaza, fantásticas. Y pulpitos simplemente a la plancha, fresquísimos.
De postre compartimos el denominado postre de chocolate, formado por cuatro o cinco variedades distintas de sabores y texturas de chocolate.
El sumiller nos ofreció cambiar el vino que habíamos solicitado por otro de características parecidas, algo más caro pero que nos lo dejó al precio del inicialmente elegido. Fué un blanco de la D.O.(Penedés) elaborado con la variedad xarel-lo con un buen toque de madera y elaborado en una de las denominadas bodegas de garaje. Gran conocimiento y pasión del joven sumiller a la hora de describirnos el vino.
Dos cafés
Servicio joven, con ganas de agradar aunque algo despistados y faltos de rodaje.

Original , magnifico y exlusivo emplazamiento de este restaurante, hace un mes abierto, en un altillo ,del precioso edificio del mercat de la carn en Villafranca.

Techos altos, vigas de madera dan soporte a un alto tejado con un resultado de comodidad ,originalidad y a la vez que calidez. El local es casi de diez ,por su singularidad.

El servicio. Biel, ejerce con maestria , un arte y una soltura ,el oficio de jefe de sala ,con un nivel de estrella michelin ,impropio de su aparente juventud.

Cristaleria riedel, temperatura adecuada y buen servicio. La carta y es el unico pero que le pongo al restaurante, centrada en exclusivo a vinos de la zona. No me disgusta que haya un predominio de producto regional, pero algun guiño aunque fuera simbolico, a otra do, siempre es bienvenido ya que al ser producto regional y con referencias muy escogidas, la verdad es que creo que es la carta de vinos que mas referencias desconocidas hemos encontrado.

La cocina. Nivelazo. Es dificil con un menu ajustado de 25 euros , con primero ,segundo , postre y cafe y a elegir entre unos cinco platos de cada ,ofrecer una calidad a un producto de modesto coste ,pero de un resultado sorpendente. Tome canelones de foie, deliciosos ,de segundo una guiso de pierna muy tierno, sabroso y de postre pa, oli y sal, buenisino.Cafe extraordinario. Tomamos una cerveza y un vino rosado, gran caus. Entre seis.

Quiero dar las gracias a Bernie y Anpg por la recomendacion del local.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar