Restaurante La Xicra en Palafrugell

Restaurante La Xicra

Datos de La Xicra
Precio Medio:
43 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
6.4 10
Comida:
7.7 10
Entorno:
6.8 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Girona
Localidad: Palafrugell
Dirección: C/ Estret 17
Código postal: 17200
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 26,75 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


14 Opiniones de La Xicra

Pasaré directamente a comentar los platos que pedimos puesto que el local está sobradamente comentado en las reseñas anteriores.
Como anécdota comentar que el día anterior una gran tormenta con fuerte aparato eléctrico dejó fuera de servicio el router, dejando inoperante el terminal para efectuar el pago con tarjeta de crédito, la propietaria no sin cierto apuro nos la hizo saber al entregarnos las cartas, indicándonos la proximidad de un cajero automático de una entidad bancaria, e incluso nos dió la posibilidad de volver otro dia a liquidar la cuenta, evidentemente optamos por la opción primera.
Como aperitivo nos sirvieron una degustación de gazpacho y un pincho de su afamada tortilla de escarola.
En esta ocasión éramos cuatro comensales y pedimos tres primeros para compartir, buñuelos de bacalao, excelentes, escabeche de caballa al vinagre de Jerez, bueno y cebolletas tiernas rebozadas, que no calçots, muy buenas.
Coca de pan con tomate para acompañar los entrantes.
Con los segundos fuimos poco originales puesto que pedimos 3 de su clásico rustido l'Empordanet y un magret con trufa.
Excelente la calidad del pan.
No tomamos postre.
Tomamos el vino recomendado, Martí Fabra vinyes velles de la D.O Empordà, lástima que llegó a la mesa a temperatura ambiente por lo que tuvimos que pedir una cubitera.
Una botella de agua de 1 litro.
Cuatro cafés.
El gran Pere Bahí desde allí donde esté puede estar orgulloso de la huella que ha dejado en su restaurante

Han pasado casi tres años desde nuestra ultima visita y nada ha cambiado todo sigue igual, todo está en su sitio, parece que fue ayer ... pienso que hace 35 años, cuando el restaurante abrió sus puertas, debía ya de ser así... Al atravesar el umbral de la puerta entras en el túnel del tiempo.

Hace 3 años dije, como podréis leer en mi anterior comentario, que la próxima vez iríamos a cenar y a la carta, pero cosas del destino, estábamos en Palafrugell al mediodía y fuimos a comer y como hace 3 años, como escribi ese dia escribo hoy nuevamente casi el mismo párrafo " Como teníamos visita prevista a otro restaurante por la noche, optamos por una comida ligera y por ello nos decidimos por el menú de primavera (en su día fue de otoño), menú compuesto de un entrante ( a escoger sobre 3) un plato principal ( a escoger sobre 3) y un postre ( a escoger sobre 3), pan, agua y vino de l'Empordà por el módico precio de 25 €.(el mismo que hace 3 años)

Como todo sigue igual, no voy a hacer nuevamente pues la descripción de la sala, que sigue estando dirigida por Montse Soler con la doble función de jefe de sala y sumiller, ayudada por una joven camarera.
El servicio de sala sigue siendo bueno y el del vino también, aunque este último, al menos para el menú corto, se limitó al descorche y primera cata.
Al frente de los fogones continua con su "savoir-faire" Anna Casadevall, elaborando su cocina tradicional empordanesa, de mercado y manteniendo viva la cocina ancestral de Palafrugell y del Empordanet.
El restaurante se llenó, la clientela fue en su mayoría gente del pueblo y de los 50 para arriba... Todavía se escucha cuando se despide la gente, la expresión catalana "adéu-siau", a mi parecer muy poco utilizada actualmente en las zonas urbanas por la gente joven.

Voy pues sin mas tardar a describir el menú (3 comensales)

Mientras ojeábamos la carta nos trajeron un aperitivo, detalle de la casa :

Surtido de Olivas Muy buenas y una Crema de verduras Buena

Como entrantes, tomamos :

Crema de pèsols Crema de guisantes. Por lo que me dijo MC, muy buena.

Amanida de llenties en escabetx Ensalada de lentejas en escabeche. Muy ricas.

Remenat amb alls i cebes tendres Revuelto de ajos y cebollas tiernas, Hacia mucho tiempo que no comía uno y disfruté de lo lindo. Un plato sencillo muy bien elaborado. Muy bueno

Segundos :

Pollastre de pagès a l'all Pollo de grano con ajada. Mi hija lo encontró muy bueno, lo hubiese preferido con acompañamiento, pero lo sirvieron solo.

Calamars amb ceba Calamares encebollados, fresquísimos, bien cocinados. Muy buenos

Calamars a la romana Calamares a la romana, excelentes, nada aceitosos, fresquísimos, a pesar de que el rebozado para mi gusto era un poco grueso(en la foto faltan dos anillas).

Buen pan

Las fotos de los siguientes platos, dado que en Verema solo pueden cargarse seis, aparecen en el primer comentario

Postres :

Crema Catalana Muy buena

Sorbet de maduixes Sorbete de fresas. Muy bueno

Assortiment de formatges catalans i francesos Surtido de quesos catalanes y franceses. Excelente.

Finalizamos con tres buenos cafés y petits fours Pa de pessic amb xocolata Pa de pessic con chocolate. Deliciosos

Para beber, tomamos una botella grande de agua y una botella de vino blanco joven del menu Murri DO Empordà 2016 Celler Espelt, Cepages Garnatxa blanca y Macabeu, muy fresco y agradable.

La cuenta ascendió a 26,92 €/persona. Excelente RCP. Cocina de mercado, tradicional de l'Empordà a base de excelentes materias primas. A ver si la próxima vez que volvamos, porque volveremos, podemos probar diferentes platos típicos de la cocina del Empordanet . Restaurante recomendable

  • Calamares a la romana

  • Calamares encebollados

  • Pollo de grano con ajada

  • Revuelto de ajos y cebollas tiernas

  • Ensalada de lentejas en escabeche

  • Crema de guisantes

Hacia tiempo que queríamos conocer este restaurante, y siempre por una u otra razón, no habíamos tenido la oportunidad de visitarlo.

Como estábamos por la zona, y no habíamos previsto nada al mediodía, decidimos, sin reserva previa, atravesar por primera vez sus puertas.
Situado en una casa del pueblo, en el barrio antiguo de Palafrugell, este restaurante está decorado con gusto y posee diferentes salas de comedor. Nos emplazaron en una pequeña, en la que se respiraba un ambiente muy acogedor, con sus paredes ornadas de cuadros y con objetos antiguos en sus estantes, llena de encanto. Esta sala, con unas siete mesas se llenó progresivamente.
Las mesas están bien vestidas y bien separadas las unas de las otras. El servicio de sala es bueno, muy agradable asi como el servicio del vino. Montse Soler, esposa del Chef, dirige el restaurante.

Como teníamos visita prevista a otro restaurante por la noche, optamos por una comida ligera y por ello nos decidimos por el menú de otoño, menú compuesto de un entrante ( a escoger sobre 3) un plato principal ( a escoger sobre 3) y un postre ( a escoger sobre 3), pan, agua y vino de l'Empordà por el módico precio de 25 €.

Para ir esperando, nos sirvieron unos snacks : Velouté de legumbres del huerto y una Tortilla de escarola Excelentes productos.

Como entrante tomamos, Sopa de pescado Muy sabrosa, unicamente a base de caldo, con un intenso sabor a mar.

De segundo, nos decantamos por un Arroz a la cazuela excelente mar y montaña, en su punto perfecto de cocción.

De postre, MC tomó un Flan de naranja y yo un Ambos muy buenos.

El pan que acompañó la comida estaba bueno . Tomamos una botella grande de agua y una botella de vino blanco D.O Empordà, del que he olvidado el nombre, mil excusas... fresco y agradable.

Finalizamos con 2 buenos cafés y mignardises ofrecidas por la casa.

La cuenta ascendió a 26,75 €/persona. Muy buena RCP. La Chef Anna Casadevall, bajo la batuta de Perè Bahi, elabora una cocina de mercado, tradicional de l'Empordà a base de excelentes materias primas. Volveremos sin duda en cuanto estemos por la zona, pero esta vez con mas tiempo y seguramente para cenar a la carta y probar diferentes platos típicos del Empordà como el sorprendente Catxoflino o el ancestral Es niu. Restaurante muy recomendable

Fui una vez y desde entonces deseo volver. Los catxoflinos, el "mar y muntanya", el arroz caldoso. Es una verdadera maravilla. Pero es que, además, los postres, la carta de vinos, el entorno (es un restaurante pequeño pero muy acogedor, servicio atento, mantel de hilo, etc). Es tan bueno, que le dediqué una reseña en mi blog: http://lasmejoresmesas.blogspot.com.es/2012/03/platos-de-kryptonita-en-la-xicra.html

este es uno de los restaurantes que hay que visitar cada poco tiempo. la cocina varia tambien segun los productos de mercado y en general ese es el motivo, pero hay que decir que ademas nunca defrauda. la camarera es en ocasiones la mujer del propietario y eso tambien se nota en la calidad del servicio ya que se esmera especialmente sin resultar pesada. Lo mejor es sin duda el producto ya que salta a la vista que siempre es de primera calidad. Como he estado en numerosas ocasiones he probado muchos de los platos, recomendable el menu degustacion, la olla vaquera, cargols la xicra, etc etc etc. el cafe tambien es bueno(....... es que hay veces que te ponen cada cafe que te arruina la comida....) servicio de vino bien, carta vinos bien,

La cocina es excelente, unas preparaciones mimadas, cuidadas en todos sus detalles. El servicio es cercano e impecable y el local acogedor, te hacen sentir como en casa.
Los platos tradicionales los cocinan como nadie, y el resto está al mismo nivel de exigencia y preparación.
Un 10 para todo el equipo de la Xicra, que nos transmiten su amor por la cocina con generosidad, y nos ofrecen sus conocimientos culinarios, amabilidad y profesionalidad, para que gozemos de un gran fiesta gastronómica.
Tomamos un Eccoci servido en buenas copas y a su temperatura.

Es un restaurante que, por su humilde entrada puede pasar desapercibido, pero ahí dentro se encuentra una de las mejores cocinas de la zona.

La carta no es demasiado amplia, pero si aciertas, disfrutarás de lo lindo. En mi caso, destacar la Olla Baquera, excelente.

La atención, creo que ese día igual les pasaba algo, ya que fue muy correcta pero sin transmitir emoción, como si tuvieran la cabeza en otro sitio.

La carta de vinos tampoco es muy extensa pero se pueden encontrar vinos para todos los gustos. Nos decantamos por un Oliver Conti del Empordà, que tuvimos que hacer enfriar 10' en una cubitera porque estaba a temperatura ambiente. Es el único pero (subsanable) al servicio del vino.

Otro ejemplo de cocina familiar con el genuino carácter catalán. Atención correcta , amable y explicativa por parte de los dueños, con algún despiste , probablemente en el seno de la propia familia. No es caro , tampoco barato, como la carta de vinos, suficiente para satisfacer el menú. Ambiente familiar, tradicional y catalán , por supuesto.Estoy de acuerdo con los comentarios del compañero anterior, es una cocina de segundos, lo cúal falla en muchos de los grandes que se diluyen en los segundos y desatan creatividad en los primeros. Cocina tradicional, catalana, se guisa, y se mezcla. Se mezcla mar y tierra( sorprendente), caracoles con cigalas o el catxoflino, muy catalán, aprovechativo, optimizador, con albóndigas de ternera, manitas de cerdo, cigalitas y mejillones, sorprende???, está muy rico. En definitiva recomendable y casi imprescindible para conocer el crácter y peculiaridad de la cocina catalana. Mamá, sigue mejorando...

Pues la verdad, por el Empordà hay grandes restaurantes, pero quizás este sea uno de los que están en la gama alta de la verdadera cuina empordanesa, la que relató y describió tan bien Josep Pla.

Si hablamos de "platillos", mar y montaña, suquets, y pescados de roca, quizás La Xicra sea uno de los lugares imprescindibles.

Local pequeño, en calle famosa por Josep Pla, el carrer Estret.

Atención próxima, carta no tan escueta como he leído, sin grandes creaciones, si no más bien fiel a la tradición, pero de gran calidad.

El fuerte de la casa son los segundos, donde las sepia con guisantes, los pies de cerdo, la oca con nabos, el pollo con langosta, las albondigas con sepia y gambas, la ternera con setas cogen el protagonismo.

Buena bodega, con especial interés en lo DO de l'Empordà, cuál si no?

No es barato, pero tiene una relación calidad precio para lo que ofrece correcta. Si vas en temporada de buen tiempo o fin de semana, imprescindible reservar.

Pere Bahí publico hace poco un libro maravilloso , llamado Sabor Ampurdanés y aprovechando un viaje programado con muchos meses al Celler de Can Roca decidimos ir un día a La Xicra.
Nos ha encantado todo: la cocina por supuesto, de Anna, la atención de la esposa de Pere Bahí, Montse, el propio Pere que estuvo con nosotros al final de la comida.
Magnificos unos caracoles con cigalas, el bacalao monacal que nos hicieron y sobrenatural unos pies de ternera con espardenyes.
Más información y fotos, como siempre aquí:

La Xicra, un restaurante maravilloso en el Ampurdán

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar