Restaurante Posada de las misas en Puebla De Sanabria
  

Restaurante Posada de las misas

9
Datos de Posada de las misas
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.7 10
Entorno:
8.0 10
Calidad-precio:
8.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 22,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)


Restaurante Posada de las misas Canutillos de cecina y foie Posada de las misas Boletus con trufa Posada de las misas en Puebla De Sanabria Mejillones gallegos

9 Opiniones de Posada de las misas

volvemos años después.

excelente ubicación en un pueblo (de los más bonitos de España, dicen) precioso. 

la cocina y los ingredientes son tradicionales, con excelente elaboración y cierta creatividad. 

siguen con una carta de vinos relativamente corta, así como con un servicio del vino que ni les va ni les viene...no es su tema....las copas son Riedel, el modelo sencillo "sólo" para restaurante (esas que van en cajas de 24, a 3-4 euros unidad)

a destacar algunos precios de vino sorprendentemente bajos (Belondrade y Lurton a 30 €) para un restaurante, igual la añada es "lejana".

seguimos con los cubiertos Ikea (de verdad no hay plan b??), con platos y platitos desconchados por el uso, y con un servicio seco como la mojama, más por timidez (o esa sensación nos dió), que por el ir a la suya (que sí que vimos en la dueña (la que ejercía de)).

es un buen restaurante en una zona turística de tapeo y similares.... 

aquí el cocinero ha hecho muy bien las cosas, algún día sacarà la cabeza y preguntarà què pasa en su sala... porque al final, el servicio, lo que sería el servicio....es gratis.

cuesta lo mismo abrir mal una botella que abrirla bien, ser amable que ser distante.... el salario del trabajador es igual... pero el cliente lo vive distinto.... con eso y todo, muy recomendable, tienen una RCP muy correcta y la calidad de los productos así como cocciones, estan muy bien elaborados. 

 

 

 

Comida para cuatro personas tras la visita a la preciosa localidad de Puebla de Sanabria.

Tomamos como entrantes unos mantecosos y estupendos habones de Sanabria con carabinero, delicias de setas silvestres, rollitos de cecina con foie y dulce de membrillo y una tabla de quesos de Zamora.

Como platos principales, una tierna chuleta de ternera sanabresa con unas adictivas patatas fritas caseras, trucha sanabresa con salsa de gambas, atún toro semi-cocinado y confit de pato con salsa de naranja y miel.

En cuanto a los postres, dulce de queso zamorano (2) y helado de queso con miel de brezo (2). El dulce de queso estaba como para comerse una docena.

Un sabroso Díscolo 2014 (19 €) en copas Riedel acompañó a las viandas.

Servicio correcto.

Cena en la terraza con vistas al río Tera, en una noche calurosa para ser verano. Degustamos:

* Mejillones gallegos, llenos y bien elaborados.
* Canutillos de cecina rellenos de foie.
* Revuelto de boletus con trufa.
* Tarta de queso casera (buenísima).

Cervezas y vino D. O. Monterrei(Godello).

Buen restaurante, si se está en la Sanabria o camino de las Rías Baixas.

  • Canutillos de cecina y foie

  • Boletus con trufa

  • Mejillones gallegos

restaurante muy bien ubicado, con vistas y dentro del pueblo antiguo, en un marco fantástico

cocina tradicional de la zona, muy bien elaborada, con excelente materias primas.

carta de vinos relativamente corta así como un servicio distante, sin aportar valor.

hay inversión en copas(riedel) pero no en cubiertos, que son IKEA (???)

a parte de esta anécdota, lo demás muy correcto, con excelente relación calidad precio

muy recomendable

De paso por Puebla de Sanabria y sin ganas de experimentar por miedo al fracaso, decidimos ir a lo conocido y sin reserva pasamos a cenar. Solo se ocuparon otras dos mesas y esta vez si que noté cierta tristeza en el local ya que la iluminacion es algo escasa y con tanto silencio se echa en falta algo de musica suave. Tambien el servicio que se reduce a una persona ( tambien muy callada, por cierto) no contribuye a dar una nota bulliciosa al local. En cualquier caso, se está muy bien.
La cena fue lo siguiente:
A compartir un pulpo a la brasa sobre dos tipos de pure de patata, uno normal y otro con pimenton. Era una pata en cuatro trozos enorme ( la vez anterior la racion fue algo escasa). Rico pero le habria venido bien algo mas de crujiente. Tambien pedimos una ensalada templada de vieiras que estaba muy buena. Ya hemos constatado que las ensaladas son una de sus especialidades. Mezcla de lechugas sin ningun misterio pero sabrosa vinagreta y 2 estupendas vieiras frescas con su coral.
Comos egundos yo pedi una trucha , que es muy tipica en la zona. Estaba muy buena con una salsita ligera que no sé de que era.
Mi pareja pidió una chuleta de Sanabria que estaba muy bien de sabor pero algo dura. Se sirve con unas patatas fritas caseras.
Terminamos con un café.
Regamos la cena con un Prima estupendo por 15 €.
En resumen, lugar para no fallar . Tengo ganas de ir al mediodia porque las vistas son fantasticas.

Despues de un agradable paseo y unos vinitos de Toro ( en La Carteria. Super recomendable por cierto para este menester: tomamos Romanico y Prima con una excelente tortilla de patatas) fuimos a cenar a la Posada de las Misas. Ya hay comentarios del local y no me extendere mucho. Solo decir que las vistas son preciosas y como solo habia una mesa con otra pareja pudimos disfrutar de un ambiente magnifico.
La camarera resultó ser muy agradable y el servicio fue en todo muy correcto.
Tenia yo antojo de champagne y cuando vi a 48€ el Andre Clout gran reserva no me lo pensé. Lo pedimos y nos dicen que no tienen . Pedimos el cava que habia en la carta y segundo tropiezo… tampoco lo tienen. Pero nos ofrecen un Rimarts 24 reserva Brut Nature que aun precio de 15 € hacia necesario probarlo. Resulto muy bueno incluso para las carnes … no es el maridaje perfecto pero ya digo que tenia ganas de espumoso.

Buenas copas Riedel que nos preguntaron si queriamos cambiar por copas de champagne o preferiamos éstas.
Pedimos para compartir:
Endivias con perdiz escabechada. Refrescante y buena. La perdiz casera en su punto de vinagre. Acierto
Pulpo a la brasa: escasa racion pero buenisima . Presentado sobre un fondo de pures uno de ellos con pimenton que estaba muy bueno

Segundos:
- Solomillo de ciervo con castañas y salsa de boletus. Pedimos que nos preentaran la salsa aparte. Probe solo un trozo de carne y esta bien pero estaba mejor mi plato
- Lomo de buey con patatas . Sencillo y en su punto. Carne muy buena
No pedimos cafes ni postre.

En resumen, recomendable 100%. Para volver y repetir el mismo sitio ya que la carta era lo bastante extensa y variada

Fui con interés, dados los comentarios previos y con mucha atención. La primera impresión es buena: copas Riedel, mesas correctas y agardablemente vestidas, una inmensa cristalera con vistas magníficas, el local agradable, cuidado, una preciosa terracita para quién lo desee y una atención más o menos amable. Pero una vez sentado comienzan las decepciones( entiendo que para el cliente más o menos exigente). Una carta de vinos con precios excesivos, pido uno y no lo tienen, a por otro. Eterno dialogo el vino está a temperatura alta,,,, pues lo he sacado de la eurocave que está a 15 grados, bueno... un termómetro y salimos de dudas, no tengo..lo siento, bueno no pasa nada..En fín, ya incomodo . Pido platos de la carta, varios no tiene, sobre todo duele que no tengan habones de sanabria, por pedir algo de la zona, claro..Pedimos bacalao desalado, con aceitunas negras, no está muy bueno, jascoso, pero seguimos..Una carrillera guisada y un ragout de ciervo excelentes que si hay. Pero no sería mejor, decir lo que hay y no sacar la carta un domingo noche???. El local bonito, pero curiosamente iluminadas tan sólo sus paredes, la decoración digamos, apenas hay luz en las mesas, en casi todas ninguna directa. Pues esa fue mi experiencia, no es caro , los vinos sí, parece un restaurante con posibilidades físicas y técnicas , pero en mi opinión habría que cuidarlo más.

De vuelta a casa consultamos a ver que hay por la zona y nos decidimos por este restaurante.

En la plaza del pueblo, imposible perderse, cinco personas comimos en un día de calor insoportable, en mesa bien vestida, al lado de una cristalera que daba a la terraza.

A compartir:

Jamón iberico, cortado a mano, acompañado de tostadas de pan con tomate. Excelente (16 E)

Mejillones al aroma de Modena. Espectaculares de tamaño y trato. Abiertos al vapor lo justo y mezclandose sus jugos con un poco de vinagre (7 E)

Individuales:

Brocheta de rape y langostinos (dos). Perfectos de punto el uno y los otros, acompañados de verduras plancha. Muy rico (12 E c/u)

Perdiz en escabeche con endivias. Muy rico el escabeche. Tratadas las endivias para quitar el exceso de amargor y poniendo sobre cada hoja un montoncito del escabeche que hacia innecesario usar cubiertos. Muy bien (9,50 E)

Huevos con patatas y jijas. Materia prima de primera perfectamente tratada. Muy rico (10 E)

Ragout de ciervo. Excelente. Acompañado de patatas y compota de manzana. (12 E)

Postres (3) que no consigo recordar entre otras cosas porque yo no tomé pero que recibieron buenos comentarios (9,50 E)

Agua (dos), quintos de Mahou (cinco), Coca-Cola, y cuatro cafes cerraron la comida. Había que conducir y se prescindió (en fin...) del vino.

Pilla lejos Puebla de Sanabria, que si no...

Llegábamos cansados del viaje y haciendo escala en Puebla de Sanabria, el restaurante forma parte de una posada, que se encuentra en la plaza mayor en la zona más elevada del pueblo, tiene una terraza con una vistas sobre toda la zona, que en verano debe ser impresionante, la sala muy cálida en colores claros toda ella, como teníamos poco hambre cenamos unas cosas para `picar, una tabla de quesos ( 7,5) con cuatro variedades diferentes, una buena ración, un carpaccio de ciervo (9,5) excelente y unos boletus ( 12) muy buenos pero en mi opinión lo más flojo, pero me gustaría darles una segunda oportunidad. Bebimos prima 2009 a 12€.
Total 47,5, con agua, licor y u té verde.
Me gustaría volver para valorar mejor su comida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar