Restaurante Piratas en Barcelona
  

Restaurante Piratas

41
Datos de Piratas
Precio Medio:
46 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
6.5 10
Calidad-precio:
6.7 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Sábados, domingos y festivos.

Teléfono


41 Opiniones de Piratas

Muy peculiar este restaurante, pequeño, de esos que los turistas no visitarían porque no les sale en las guias y por su ubicación (lejos de la zona mas turística, regentado por la familia, apenas 4-5 mesas, que por motivo de espacio, están muy juntas, hay que reconocer que el restaurante no es muy cómodo y si, la decoración es pirata.
Nos decían que llevaban unos 24 años, eso es buena señal.

Comida casera, sin sofisticaciones, pero con buena materia prima, sorprende que no tienen cocina (es que no cabe...) nos decían que varios de sus platos los hacían con una tostadora de esas de hoteles, que entra por un lado y sale por otro, los otros platos, no se como deben hacer, los deben traer de casa ya cocinados (¿?), yo vi algún tupper por ahí.

La carta no es muy extensa, creo que aprovechan los productos de temporada,, eramos unos trece, así que llenamos el restaurante, pedimos varios platos, que yo recuerde:

- Ventresca de bonito con unas patatas con romesco, ventresca en conserva, buena y el romesco espectacular.
- Espárragos de Navarra con jamón de pato, correcto, como en casa, lo compras en el super y te los comes.
- Tomate Raf de Almeria con queso, bien como entrada, la típica ensalada de italiano.
- Un bacalao con pimientos, muy buenos ambos, buena combinación.

Ya después, como segundos, yo puedo opinar de la sepia guisada con guisantes y alcachofas, lo comentado de la materia prima, muy buena, el punto de la sepia, perfecto y la alcachofa muy buena, la salsita correcta, la ración algo justa, respecto al tamaño de las raciones, si vas con hambre, hay que pedir algo mas de lo habitual.

Respecto al vino, la carta poco comercial, bien conservado en un armario climatizado bastante grande a la vista, buenas copas y servido a temperatura. Tomamos un Oscar Tobia (29€), no tengo referencia, pero me pareció caro.

El servicio, como es la familia, pues cercano, nada "académico", simpático y gracioso si le das pie, sugiriendo, en fin, bien.

No pagué yo, así que no se a cuanto ascendió la cuenta, pero ojeando la carta, lo que seguro que puedo decir, es que barato, no es.

Visitamos este restaurante en una hora intempestiva para nosotros, las 19:00 porque híbamos al TNC a les 20:00. Ningun problema, toda la carta a nuestra disposición. Carta escrita, cantada i comentada, al final nos decidimos por una ensalada de tomate con ventresca de atún a compartir, muy buena y foie, bueno y generoso, y magret , abundante y bueno también, para beber agua y una copa de vino del priorat. No hubo tiempo para postres así que repetiremos.

Siempre es un placer visitar este oasis lleno de muy buenas propuestas, el mejor foie, unos excelentes quesos y un servicio entusiasta y agradable que te contagia y te prepara para disfrutar a partir del momento en que entras por la puerta.

Sobre la mesa, la selección de aceites:
Pórtico de la Villa (cordobés de hojiblanca y picuda), Santa Oliva (arbequina de Tarragona) y La Chinata (manzanilla cacereña)

Y de la carta, elegimos:

La ventresca de bonito con tomate pera pelado y macerado en aceite de albahaca.

Unos muy buenos higos con jamón

El toro de salmón confitado y marinado y tostado en la salamandra con piñones del Maresme, muy sabroso y, por supuesto, graso

Estofado de ternera

Lo regamos con un espumoso del Montseny: Trallero 2007 (chardonnay, albariño y pinot noir)

De postre, el Recuit de Fonteta con mermelada de sandía y melón

Un poleo menta y un buen café

Aquí con fotos
http://felixthefox.blogspot.com.es/2012/10/piratas-ii.html

Hacía años que no iba al Piratas y la verdad es que ahora me arrepiento. Ha sido genial. El local es magnífico y la atención muy didáctica. A parte de los platos de siempre (el foie es el mejor, los quesos inigualables y el romesco de siempre increible) ahora tienen unos platos más ecónomicos que también estan muy bien. Partimos un atun ahumado y marinado, unos garbanzos con tocino ibérico, sepia con butifarra y russinyols (buenisimos aunque nos avisaron que no siempre lo hacen, 1/2 foie y cuatro quesos de postre)
Bebimos una Syrah del Domaine de Nidoleres, un vino consistente pero muy sedoso a 16 €
Acabamos con unas trufas con aceite de cafe y sal acompañados con una viognier dulce del Penedes. buenisimo
Dos cafes

Muy recomendable porque los años solo hacen que mejorar este local. El ambiente distendido se agredece un montón.

Recomendar este lugar es acertar plenamente.
Partido de futbol, llamé y había mesa

Comimos:
El pan con tres aceites (una arbequina, una picual de Jaén excelente y un coupage que no recuerdo)
Una selección de quesos fantástica, perfectamente comentados y generosa
Los tacos de bacalao con aceite, aceitunas negras y tomates secos (excelente)
El foie fresco a la plancha con reducción de PX y cebolla confitada (excelente)
Calamares guisados con habitas (muy ricos)

De beber un Juvé y Camps Millesime (100% Chardonnay)

No postre
Café (bueno)

Servicio muy agradable

(subo la nota al entorno, respecto de mi última visita, debido a la compañía :))

Con ambiente de Bistro parisino, com pocas mesas y ambiente acogedor y comida clasica "adaptada".
Pica-pica de primeros ventresa con tomate, queso de cabra con raf, ensalada verde y todo ellos regado con varios aceites.
Segundos, tacos de bacalao (MB), lentejas (MB), mojama con almendras (MB) y judias con calamares (MB). Quiza las raciones ligeramente justas.
Vino de Rioja correcto presentado por la "somelier".
Postre de ensaimada (Exc.)y trufas saladas (MB)
Para volver y probar nuevos platos.

Nuevo abordaje a este local pequeño, intimo, coquetón y atendido con cariño. Lástima que la compañía fuese un tipo gordo.

Comimos compartiéndo todo:

Patata con romesco y atun en escabeche (normal)
Bacalao confitado con tomates secos rehidratados con aceite y cebolla al "cop de puny" (muy bueno)
Muslos de codorniz escabechados (muy sabrosos)
Foiue a la plancha con reducción de PX y cebolla confitada (muy bueno)

Buena bodega, perfectas las recomendaciones, tomamos Alma de Tobía rosado (2008)

Postre tomé (yo sólo) la ensaimada (muy rica)

Buen café (algo largo)

Es un local que me gusta, por eso repito con frecuencia.
El trato, inmejorable y la comida excelente.

Cenamos, una ensalada de tomate raf con queso de cabra. Un clásico de la casa.
Unas patatas con romesco y atún en escabeche. Bien
Una sepia con alcachofas, muy buena. Melosa y potente.
Un refrito de arroz con sardinas. Espectacular.
De postre, un recuit de Fontetam con miel. Como siempre.

De beber, un cava rosado, el Avinyó que cumplió su funcion. A 18 €.

Nunca me defraudan.

Pequeño local, con 6 ó 7 mesas.

Mesas amplias, buenas copas, servicio muy atento y eficaz

Comimos:

Tomates de montserrat con queso de cabra y aceitunas de kalamata, muy ricos. Tres aceites a elegir (Jaén, Sevilla y l'Empordà)

Patata enmascarada (con butifarra negra y cansalada) muy buena

Lomo a la sal, sabroso

Tacos de bacalao con aceite, tomate seco y aceitunas negras, muy bueno

De beber, un Alma de Tobia rosado con barrica, muy bien

De postre:
Recuit con miel y trufas con aceite y sal, muy bien los dos

2 cafés, buenos, algo largos pero bien.

Para volver

Muy pequeño este local, pero acogedor, agradable y sin apreturas.

El servicio de sala no puede ser más amable, cercano y cariñoso. (Lamento no acordarme del nombre de la señorita que nos ha atendido, por que es un sol y merece un 10)

Suaves los garbanzos con panceta, buena ración de barriga de atun, ración de arroz con caracoles generosa.

Buena la mojama, con posiblilidad de gotearla con cuatro aceites diferentes, de procedencia y de oliva, impecable el detalle.

Generosa la racion de magret de pato

La carrillera iberica, jugosa y muy sabroa, acompañada de unas pochas en su punto.

Jesús se acordará de los vinos tomados, bien servidos, en copas adecuadas y a precio razonable.

Imprescindible para los postres la ensaimada, delicada, suave y de sabor eterno.

PD: Precio no pongo por que ha sido invitación.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar