Restaurante Casa Viart en Platja d'Aro
  

Restaurante Casa Viart

15
Datos de Casa Viart
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.4 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
5.5 10
Calidad-precio:
8.2 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:

Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 21,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes mediodía

Teléfono


15 Opiniones de Casa Viart

El Gran Jefe y Manu lo tuvieron claro cuando supieron que íbamos a pasar unos días por la zona: Nos vemos en Casa Viart. - dijeron sin titubeos -

Así que, tras una larga e involuntaria caminata por Palafrugell a fin de rescatar el coche del depósito municipal, pusimos rumbo a Platja d'Aro para reunirnos y pasar en un buen rato.

Una cervecita para sofocar los calores de quien llega tarde a una cita... y al tema.

Abrimos boca con un Tataki de Atún de destacada calidad y al que incluso puede que no le hiciera falta el toque de olivada y yogur que soportaba cada filetito. Continuamos con una fina y crujiente Coca sobre la que montaba el Foie, en más que generosa cantidad y que intentaba entenderse con unos higos frescos, quedando estos relegados a un segundo término por el arrojo del hígado. Bajo la coca, un lecho de cebolla caramelizada daba juego al conjunto.

La segunda parte del partido empezó con la fuerza desmedida de la Carn de Perol de altísimo sabor y acertado especiado que se acompañaba de huevo, trufa y un fino puré de patata, ahí es nada... para repetir y repetir... y volver a repetir. Acabamos con un Arroz Marinero con Gamba de Palamós cuya presentación, en molde, nunca me acaba de convencer pero lo importante es que estaba perfecto de punto habiendo calado el fondo en el grano además de llevar bastantes tropezones. Lo coronaba la gamba, Oh, la gamba!... mínimamente tratada, como se merece. Un deleite.

Un primer postre, Yogur y Albaricoque, de perfil más suave y tonos ácidos, de acuerdo a la tendencia, seguido de una Bomba Golosa a base de helado de chocolate y crujiente de galleta solo apta para dulceros empedernidos.

Bebimos agua y un equilibrado y cumplidor, Mas Candi BN D.O. Cava, servido con corrección en buenas copas.

Entendimos por qué no tuvieron dudas nuestros anfitriones en cuanto al sitio donde reunirnos. Buena cocina, local, atención y servicio solo superada, en esta ocasión, por la compañía ;-)

Tras un par de intentos fallidos de darme un homenaje en Casa Viart, hoy por fin lo he conseguido.

Día tranquilo de invierno, la mejor época para disfrutar de Platja d’Aro aunque con muchos de sus locales cerrados por falta de clientela. Pero hay un restaurante al que es mejor llamar para reservar, ya que no tiene problemas para colgar el letrerito de completo ni en los días más crudos de invierno, un restaurante del que poco vamos a descubrir, uno de mis favoritos en la provincia de Girona y ya ampliamente comentado en Verema.

De manera que vamos a lo que importa, tres personas de las que dos eligen menú degustación, y otra carta

  • De la carta, Foie a la Sal. He probado varios platos a base de Foie en Casa Viart todos ellos a un nivel muy alto.
  • Del menú, Mejillón escabechado. Original presentación para un excepcional escabeche.
  • Otro del menú, Ensalada de Trufa. Una muy buena ensalada potenciada con trufa, muy rica.
  • Y otro del menú, Coca de Sardina. La Cenicienta de loa mares haciendo su entrada al palacio.
  • Y otro del menú, Micuit con Membrillo. ¿Había dicho yo algo sobre las elaboraciones con foie del amigo Victor? Pues eso.
  • Éste de la Carta, Gamba de Palamós. Sin comentarios, con este producto, una sartén y un poco de sal, triunfo hasta yo.
  • Volvemos a los menús, Pulpo frito con costra negra. Ya dicen que muchos de los pulpos que dicen traer de las costas gallegas, en realidad vienen de África. (Es broma)
  • Del menú, Pasta fresca con Trufa. Simplemente espectacular. Sin duda el plato del día, hay que ver lo que ganan unos espaguetis con un buen cocinero y poco de trufa.
  • Seguimos con platos del menú, Dento con aceite de ajos. Perdón por la calidad de la fotografía, no hace justicia al plato ni al producto, uno de los mejores pescados de nuestra costa.
  • Y otro más del menú, Arroz esencia de Gambas. Victor no deja de sorprenderme con los arroces, y en esta ocasión tampoco la ha hecho. Un espectacular arroz de los que te comerías un cubo. Un día me voy a dejar de menús y de degustaciones, y le voy a pedir un caldero para mí solo.
  • Y para finalizar el menú, Meloso guisado con Trufa. No soy yo muy de melosos, pero las láminas que tenía este por sombrero le conferían una personalidad y un sabor que lo hacían algo especial.

    El Postre:

  • De la carta, Crocante de Crema Catalana. Debía estar bueno porque no me dejaron probarlo, jajaja
  • Y del menú, Yogurt de Oveja.
  • También de la carta, Especias en Texturas. Precisamente nos acompañaba un gran entendido en especias que disfrutó como un niño.

    Para beber:

  • Un Colet. Y alguna copa suelta, aguas, cafés……..

    La Cuenta:

  • 145 euros Para tres personas, sin duda un excelente precio a cambio de lo recibido.

    Decía yo en mi primer comentario sobre este restaurante “no creo que tarden mucho en despegar y necesitar un local más acorde a su nivel”, pues bien, sin dejar Casa Viart me comenta Victor su nueva apuesta con un entorno excepcional, el Restaurant del Club Nàutic de Sant Feliu de Guixols, hace un par de meses de esto así que imagino ya está en marcha, a ver si me puedo escapar y os lo cuento.

    • Especias en Texturas del Restaurant Casa Viart de Platja d'Aro

    • Arroz esencia de Gambas del Restaurant Casa Viart de Platja d'Aro

    • Coca de Sardina del Restaurant Casa Viart de Platja d'Aro

    Como el velero bergantín de Espronceda, navega Casa Viart, viento en popa y a toda vela.

    Día de diario en Platja D’Aro, y como siempre el restaurante lleno hasta la bandera, ya va resultando imposible encontrar mesa sin reserva previa.

    Teníamos una celebración de esas en las que necesitas quedar bien, así que me puse enteramente en manos de Víctor, con un excelente resultado.

    Restaurante ampliamente comentado en Verema, así que pasaremos directamente al tema que nos interesa.

    Mientras esperábamos a uno de los comensales, pedimos un par de tapas, unos Mejjilones sin trabajo, y unos Boquerones con membrillo, espectacular contraste que nos sorprendió gratamente y que nos hizo intuir que íbamos por buen camino.

    Y empieza el festival:

  • En primer lugar Tataki y Tartar de Atún Rojo. Habéis visto la fotografía? Pues el sabor no defraudó lo más mínimo. El Tartar bien cortado a mano y aderezado con mostaza y mirim, y el Tataki con lima, olivas, y yogurt. No sabría deciros por cual me decanto.

  • Y seguimos con, Canelón de Carne de Perol . La “Carn de Perol” es un plato típico de Cataluña a base de carne de la matanza del cerdo, un relleno meloso que cubierto de una bechamel de “Sureny”, (Boleto bronceado), queso, y una lámina de foie, convierte un plato tradicional de la cocina de nuestras abuelas, en una joya gastronómica.

  • En un pueblo de costa, no podía faltar un arroz marinero, así que el siguiente plato era un impresionante Arroz con aros de Calamar de potera y Butifarra Negra. Donde la Butifarra Negra le da un guiño a los famosos mar y montaña tan típicos de nuestras comarcas. Según mi amigo, este plato únicamente tenía un problema, que deberían habernos traído una cazuela entera para repetir hasta saciarnos.

  • Y llegó el pescado, Lubina con jugo y pil pil de sus espinas. Uno de los pescado más finos del mediterráneo, con un original pil pil que haría las delicias de mis amigos vascos. (Y no vascos)

  • La carne estuvo representada por la, Mediana de cordero rustida con migas y ratafía . En Cataluña la Mitjana, (la mediana) es la parte del costillar que no tiene costilla, vamos las costillas sin palo. El cordero es uno de mis platos preferidos, y esta ha sido una de las mejores preparaciones que he probado, con un punto de cocción exacto, y una excelente combinación con las migas y la Ratafía Catalana.

    Y llegaron los postres:



  • Yogurt de oveja, berenjenas, melocotón y lichis. Refrescante. Nunca me hubiera imaginado encontrar berenjenas en un postre, y yo que no soy lo que se puede decir un fan de este producto, tengo que reconocer que estaba buenísimo.

  • Y Crema catalana, crocante de chocolate, toffe y fresas. Una explosión de sabores que se deshacen en la boca.

  • Y al ser el cumpleaños de uno de los comensales, la sorpresa la puso un original Pastel de cumpleaños.. La guinda final a una excepcional comida.


  • Para beber:
    Dos botellas de Reserva Barrica y una de Gran Reserva, ambas de Agustí Torelló.

    Sin duda alguna uno de mis restaurantes preferidos al que espero no tardar demasiado en volver a visitar.





    • Mediana de cordero rustida con migas y ratafía. Restaurant Casa Viart (Platja D'Aro)

    • Tataki y Tartar de Atún, Restaurant Casa Viart (Platja D'Aro)

    • Canelón de Carne de perol con bechamel de Sureny, queso y foie. Restaurant Casa Viart (Platja D'Aro)

    Un oasis en el paraiso de la comida de chiringuito..
    PAra mi mi lo mejor de Platja de aro.
    divertidos platos como las bravas,la ternera,el arroz con gambas, el tataki de magret.
    en fin un gran restaurante bien atendido con ganas de agradar al cliente.
    corta carta de vinos pero suficiente.
    estuvimos de vacaiones y fui tres veces.no digo mas.

    Cocinero al que tenía muchas ganas por lo leido del Kuprum(Coure ) anterior y decepción total. Estoy con el comentario de Ibón en todas sus apreciaciones. Hay foreros a los que tengo muy en cuenta y mi impresión es totalmente distinta.La comida fué en verano pasado ( me retraso tanto en los comentarios que no recuerdo los platos con nitidez , sólo la sensación ). Lo mejor de toda la comida fué, sin dudarlo, el cava Torelló i Mata que nos trincamos. Es lo único que recuerdo . Mala señal.

    no era mi intencion hacer comentarios de los restaurantes,pero al final me he decidido a comentar varios, visitados este verano y que me hayan aportado algo para bien o mal. mesa 4 personas al mediodia menu degustacion , impecable incluso superior a los anteriores con un cambio casi total de los platos 8+2 algunos frios y otros calientes.todo regado con un buen vino llamado ONRA me parece del costers del segre,ahora los peros,uno de ellos es que habia un platillo con garbanzo y a mi no me entusiasman,otro que se lo comente al chef es que habia 2 platos con guarnicion parecida,al que amablamente me comento que si pero como era de temporada aprovechaban,y luego que no te cambian de plato y cubierto cada vez aunque si se lo pides no ponen ningun reparo,pero es que es muy facil de entender por 29 € sin vino que mas quieres.

    Pues eso, anonadado es como me he quedado cuando al ir a colgar mi comentario he leído el comentario anterior, pero fiel a la política de buen talante de Verema, me callo y no digo nada.

    Una pena que hoy en el “Menú de Diario de 14€” no me pusieran el Snack ese del “vaso de cristal con dos hojas de lechuga, un boquerón y una aceituna”, porque seguramente estaría a la altura del resto de platos que me han servido.

    Llegué pronto y todavía no habían abierto, pensé en reservar pero creía que un día de diario en invierno no sería necesario, craso error, si me descuido no como.

    Sobre la 13,45 lo tenían completo y solo quedaba sitio para comer en la barra, como desde allí se divisan unas estupendas vistas de Víctor con su equipo al frente de los fogones, pensé que estaría incluso más entretenido que en una mesa.

    Como digo, me decanté por el Menú de Diario que consta de cuatro platos, un entrante frío, uno caliente, un segundo y postre, todos ellos a elegir entre cuatro opciones, con agua, y copa de vino, o cava, o caña de cerveza, y café incluidos, por 14€.

    Empezamos con el entrante frío, que como es lógico y normal me sirvieron frio, aunque parece que hay a quien le sorprende que los entrantes fríos los sirvan fríos, cosas que tienen uno que leer… en fin, sigamos.
    Entre los cuatro platos a elegir me decanté por un Carpaccio de pies de cerdo con pasas y piñones, muy bueno tanto la presentación del plato como el contenido.

    Seguí con un entrante caliente, Mejillones de roca al vapor, buenos, frescos y en su exacto punto de cocción, o sea poco hechos como a mí me gustan. (Este plato tiene un suplemento de 2€)
    En el segundo no dudé, un espectacular Tataki de salmón con verduritas y soja, que estaba sublime.

    Y para rematar una Crema de vainilla con galleta y helado de chocolate (Plato también con suplemento).

    Para beber te dan la opción de seguir con el vino o cava a copas, me decanté como no podría ser de otra manera por seguir con el cava, el precio de cada copa es de 1€, lo que representa una relación calidad precio espectacular.

    Como digo al principio, no quiero hablar del anterior comentario, más que nada porque no he entendido nada de lo que dice, pero eso sí, con el buen talante y buen rollito que me caracteriza tan solo una puntualización, no acabo de entender que aprovechando que el Pisuerga pasa por Venta de Baños, nos recomiende el restaurante “Xaco”, del cual dice que merece la pena pagar algo más e ir al Xaco que aunque algo caro se come en condiciones, pero del que (aparte de ser una marisquería, con una cocina totalmente diferente de Casa Viart), curiosamente no ha colgado comentario alguno.

    • Tataki de salmón con verduritas y soja

    • Carpaccio de pies de cerdo con pasas y piñones

    • Menú del día 18/10/12

    Después de leer los comentarios de este restaurante fuimos a probar el menú degustación, malo, de los 10 platos, dos son de postre, podriamos salvar dos.
    El primer plato que nos sacaron para que se hagan una idea era un vaso de cristal con dos hojas de lechuga, un boquerón y una aceituna. Ahi empezamos a sospechar que la cosa no iba a acabar bien y efectivamente no nos gusto nada. Además de sacar los platos de dos en dos y 6 de ellos en frío, rápidos y ni una pregunta de que tal ni al acabar la cena.
    Os diré además que los platos son mas o menos los mismos que habíamos leído del 2011 así que..
    No tomamos café pero si un par de chupitos que nos cobraron 6 € sorprendentemente.
    Esta claro que con la escasa oferta gastronómica del lugar cualquier cosa puede valer, pero merece la pena pagar algo mas e ir al Xaco que aunque algo caro se come en condiciones.

    Nobleza (en gastronomía) y Platja d'Aro en una misma frase parece un contrasentido. Este restaurante inaugurado este año (me lo han descubierto ilustres foreros) liquida este estigma. Optamos por el menú de degustación de 29€ pero también ofrecían un menú de fin de semana de 22€ muy completo (lo observé en otras mesas). No conozco ningún restaurante que por este precio sirva tan buena calidad de producto combinada con un notable nivel de elaboración. La carta también es muy interesante. La carta de vino es muy corta pero es del todo comprensible si se tiene en cuenta que esta joven pareja empieza a andar (con paso firme).

    Menú: 29€
    Vino: 14€ Verdejo de Rueda
    Agua: 2,20€
    Café: 2,10€

    El local es muy modesto y esas calles poco apacibles pero, al menos a mi, no me importa lo más mínimo. Aquí encontrareis (en fotos) el porqué:

    http://ollesiolletes.blogspot.com/p/platja-daro-es-un-ogro-urbanistico-de.html

    Siguiendo las recomendaciones, me dejo caer por el lugar. Si no fuera porque he leído este foro, ni lo hubiera encontrado ya que no es un lugar de paso. Local pequeño, pero sin encanto, aunque dentro se está bien, creo que deben "despegar" y buscar un local más acorde.

    Pero como yo voy a comer, menú degustación a 29 euros iva incluido (sin trampas ni cartones). Bebida a parte, también los precios con iva incluido (carta escueta), pedimos un tinto del Emporda, Satirs, a tan solo 10 euros cuando en tienda cuesta ya 7.50!!!

    Unas olivas para picar gentileza de la casa y pan de verdad.

    Las 10 tapas/platos:

    Foie con PX (perfecto, no falla nunca)
    Pulpo en escabeche (muy bueno, pero ración muy escasa)
    Rollo de salmón con verduritas (bien, sin más)
    Tataky de calabacín con sardina (buen contraste de textura y sabor)
    Pastel de pescado (correcto, buen sabor pero muy típico)
    Tosta de chipirones (muy buena, y preciosa presentación)
    Mousse de bravas (correctas y originales)
    Croquetas melosas (bien, sin más, buen sabor)
    Judias con chipirones (el mejor plato, muy muy bueno)
    Filete de cerdo con picada (la carne bien, pero quizás le falta algo más para acompañar)

    Y los dos postres:

    Sorbete de limón con pera (correcto, bueno)
    Helado de canela (muy muy bueno)

    Café con unas almendritas garrapiñadas. (buen café).

    Servicio atento, amable y cercano.

    Vimos que tenían un menú al mediodia, que constaba de 4 o 5 entrantes, un plato principal, postres y entraba una copa de vino o refresco por 22 euros todo incluido, que por lo que vimos es una muy buena opción también.

    Puntos a favor: calidad precio muy buena, cocina creativa, buen servicio.

    Puntos negativos: por decir algo, el local ya comentado, y puestos a decir, no hay pescado, ni marisco en ningún plato, y los dos postres fueron helados/sorbetes... también entiendo que el precio es ajustado.

    Volveré sin dudarlo, y espero que no suban los precios!!!

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar