Restaurante La venta de Goyo

Datos de La venta de Goyo
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
8.2 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
8.9 10
Entorno:
9.6 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: La Rioja
Localidad: Viniegra de Abajo
Dirección: Ctra LR-113 Km 24,600
Código postal: 26329
Tipo de cocina: Creativa - de Autor, Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de La venta de Goyo

Despues de toda una mañana de excursiones por los valles Cameranos, decidimos volver a tiro hecho a este inhospito lugar a los pies del monte de San Lorenzo.
Apostando por lo seguro, nos decantamos por el entrante de revuelto de boletus laminados con hojaldre, delicioso, nunca falla este plato, de notable alto. Una ensalada mixta para refrescar los segundos.
Tomamos 2 raciones de chuletitas de cordero lechal, tiernas y muy sabrosas, con patatas fritas, caseras, las chuletas, esta vez algo más pequeñas y algo pasadas de cocción, una pena, y como veníamos con hambre, no nos resistimos a compartir un tercer plato a base de jabalí guisado, lo recomiendo de veras, lo bordan, como la mantequilla de tierno, sabroso, nada seco.
Obviamos los postres para pasar directamente a los cafés.
Vino, Cepas Antiguas 2010, tempranillo joven de Martinez Corta (4,30€), vino más que agradable de beber a pesar de su juventud.
Una caña, pan y aguas.
Total, iva incl. 58,38€.

Reciente visita a este sitio al que llegamos casi de casualidad en una ruta en moto aprovechando el puente. Eran las 3.30, llovia y habia hambre, así que entramos en el primer sitio que se nos presentó, que fijate tu por donde es un sitio comentado aqui en Verema.

La comida en general bien, con altibajos. Una ensalada templada de bacalao con salsa de chipirones que mas que una ensalada era un segundo plato a base de lo mencionado, bien de punto pero mal nombrada. Una paté de setas y caza con un buen sabor, pero de una textura demasiado fina, como echo en la termomix, me recordó al foiegras apis.

Despues unos consomes para entrar en calor, sin pena ni gloria, y unos corderos a la cazuela (especialidad de la casa), basado en una pierna de cordero con un salseado de cebolla y al horno, la carne algo dura aunque bien de sabor, mediocre.

Un chuletón de ternera de la zona para compartir, Bien de sabor, pero un pelin dura, quizás le faltaba algo de maduración todavia, aunque a buen precio. Lo mejor de la comida.

Lo peor de todo el servicio del vino, la carta está limitada a los riojas mas clasicos aunque eso si a unos precios muy buenos. Copas correctas y temperatura adecuada. Pido un Reserva y me traen un crianza pero luego me facturan el reserva.

Los postres, aunque caseros, de lo mas normalito. Nos cobraron 2 chupitos de orujo.

No se come mal, pero flojea mucho y hay que saber que pedir, porque no aciertan en todo. El servicio muy amable en todo momento.

Como dijimos, hemos vuelto a este magnífico lugar, a disfrutar de nuevo con su cocina.

Esta vez tomamos de primero ensalada de lecherillas y revuelto de boletus edulis, una delicia, sobre todo el revuelto, texturas y sabores de primera.

De segundos, jabali guisado con un ligero parmentier de patata y manzana asada y, chuletitas de cordero al sarmiento con guarnición. Postres, cuajada casera y hojaldre de crema casero.
Pan, aguas, vino de la zona y cafés

Se halla situado en la confluencia de la carretera que viene de Anguino direccion a Sala de los infantes con la de Viniegra y Ventrosa. Entorno de ensueño, en plena alta montaña a los pies del río Najerilla, a unos 15 km del Monasterio de Valvanera.

La decoración interior, Paredes de piedra, arcos y columnas idem, mobiliario de madera, amplios ventanales de arco.

La cocina, impresionante, truchas, setas y carnes autoctonas así como todo tipo de caza, platos tradicionales como patatas riojanas, caparrones, revueltos y algo de pescados.

Tomamos caparrones de Anguiano y mil hojas de ventresca con pimientos de la zona de primero. Segundos a base de corzo guisado y chuletillas de lechal al sarmiento. De postre cuajada casera y tarta de queso con mermelada de arándanos. Pan, agua, cafés y vino de la zona.

Todo riquísimo, buenas cocciones de la carne.

Repetiremos sin duda!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar