Restaurante La Jara en Bétera
Restaurante La Jara
País:
España
Provincia:
Localidad:
Cód. Postal:
Tipo de cocina:
Añadir vino por copa
Precio desde:
22,00 €
(precio más bajo introducido por un usuario)
Nota de cata PRECIO MEDIO:
33 €
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
7.7
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
5.4
Comida COMIDA
8.5
Precio medio entorno ENTORNO
8.8
RCP CALIDAD-PRECIO
7.8
Opiniones de La Jara
OPINIONES
15

Recomendado por unos amigos de la zona, descubrimos este atípico restaurante fuera del circuito convencional de la zona.
Ciertamente, su ubicación ya le hace ser un tanto peculiar, pero ni mucho menos es lioso o complicado llegar hasta allí, ahora todos llevamos GPS y las coordenadas nos dirigen hasta el lugar sin problema alguno.
Un antiguo chalet, reconvertido en espacioso restaurante, puede hacer las delicias de muchas familias que vayan con niños, ya que por terreno y terraza no será, además dispone de una piscina que es rodeada por la terraza, yo no lo he visto en pleno rendimiento, pero sí de verdad se llena, será un éxito, ya que el local es muy grande.
La carta es sencilla, poco complicada, nosotros tomamos unas croquetas caseras (una ración muy generosa) y unos chipirones en su tinta, para finalmente degustar una paella de verduras con remate final de unos brownie de chocolate y un Enate crianza (en perfecto estado de temperatura), todo nos pareció en su punto y muy bueno.
Creímos que nos atendió la dueña, probablemente la otra persona que andaba por allí, fuera su hija, he de reconocer que la amabilidad que derrochaba la señora te hacía sentirte especialmente relajado, no digo como en casa, porque no nos dio las llaves, pero estuvimos muy a gusto y muy bien atendidos.
Tienen dos ofertas gastronómicas, en función de la temporada, pero sin duda alguna la oferta de arroces es excepcional, prácticamente tienes todos los arroces de corte valenciano que hacían nuestras madres, de acelgas y caracoles, de fesols y nabs, de setas, de conejo, etc.
Un lugar muy interesante a tan solo cinco minutos de Betera y con un plus de relajación.
Saludos

Aprovechando que el sol nos ha dado una tregua y hacía algo de vientecito. Decidimos volver a comer en la terraza de La Jara.
Despues de demasiado tiempo sin ir, es genial ver que todo lo siguen preparando con mucho cariño.
De entrantes, croquetas caseras y chipirones en su tinta buenisimos y recien hechos. Como plato principal, fideua de fideo fino muy sabroso en el que no faltaban los tropezones y que en tantos sitios brillan por su ausencia.
De postre, dos copas con buen helado, café y dos chupitos cortesia de la casa.
Todo esto acompañado por un blanco Finca La Colina, fresquito. Buen servicio Y siempre destacando la tranquilidad que ofrece esta masia rodeada de naranjos.
Como novedad, dos gallinitas que pasean a sus anchas por el campo y que a nuestro hijo pequeño le han encantado.
La elaboración, igual que siempre, como en casa!!
En mi opinión, muy recomendable.

Masía rodeada de naranjos entre Bétera y Náquera, muy tranquila y acogedora. Trato amable y familiar. Tomamos revuelto de champiñones y los deliciosos hojaldres de picoteo, luego un arroz a banda que estaba en su punto y muy sabroso, postres caseros y una botella de verdejo de Rueda con muy buena relación calidad precio, servido a temperatura idónea, cafés y un gintonic de Gvine con fever tree. Precio ajustado teniendo en cuenta la calidad, el servicio, el entorno y local. Fuimos dos personas y una niña de cinco años. La masía tiene espacio para jugar los niños aunque no está enfocado directamente a ellos. Carta de vinos quizás escasa pero de buena calidad. Volveremos seguro, esa terraza en verano debe ser similar al paraíso...

Hemos quedado encantados con el servicio y con la comida. Muy cercano y agradable. La localización da mucho juego cuando hace buen día. Y los platos muy bien. Hemos comido dos personas, dos hojaldres de alcachofas y foie, y de calabacín y queso. Espárragos en tempura y arroz amb fessols i naps con pato. Todo delicioso. Postres mouse de naranja y brownie. Dos copas de licor y cafes. Hemos quedado muy contentos y para ser el día de año nuevo ha sido un Gran Descubrimiento para nosotros. Totalmente recomendable

El pasado miércoles por la noche hicimos un agradable descubrimiento, La Jara. Un restaurante con una situación envidiable, atendido perfectamente y con una comida de muy buena calidad y elaborada con cuidado.
Como en muy pocos sitios.

6 a comer, ubicacion genial, terracita al sol, cervecita un lujo.

despues para comer como todavia refresca nos metieron dentro, de aperitivo, alcachofitas rebozadas, croquetas, hojaldre de brie, trigueros en tempura, ummm buenisimo, para rematar las entradas nos comentan que tienen manitas de cerdo, como habiamos pedido un arroz, las pedimos como un extra, para terminar la picada y probarlas entre todos, edspectaculares os las recominedo.
despues un arroz a banda en su punto.

la verdad volveremos, y mas ahora en esta espoca que empieza el buen tiempo, aporvecharemos la terraza!!

REstaurante al cual teniamos muchas ganas de ir por probar su carta que parecia muy apetecible. El entorno muy bonito el dia nos acompañó. Reservamos mesa para tres previa llamada telefonica en la cual nos preguntaron que tipo de arroz queriamos comer, nos decidimos por el arroz en fesols y naps con pato. Los entrantes muy buenos: Ensalada de esparragos y alcachofas y Hojaldre de confit de pato, todo muy bueno. LLego la hora del arroz y aquí nuestra gran decepcion el arroz en Fesols y Naps no tenia fesols, "despiste imperdonable" ya que las habichuelas es una parte importante de este plato, la excusa fué "nunca me habia pasado me he despistado", teniendo en cuenta que eramos dos mesas, la nuestra de tres y otra de varios comensales, me parece un fallo importante. Nos compensaron "invitandonos" a los dos cafés.

Estupenda cena al aire libre en la terraza de esta masía/chalet restaurada, con las características ya citadas en los otros comentarios, con buenas vistas a toda Valencia desde el exterior y hasta con fresquito, lo cual después de un día de poniente se agradece!. Rodeado todo de naranjos, no es facil encontrarlo salvo que sea por el boca a boca o por páginas como ésta.
El restaurante lo lleva una familia (madre e hijos)los cuales han continuado el negocio con lo que antes era un restaurante vasco (Txalapartak) que fue quien hizo la rehabilitación pero que a nuestro entender no le supieron sacar partido ni darle publicidad, a parte de que era más caro. Hace un par de años lo ha cogido ésta familia, con nuevo nombre y dándole un toque distinto pero manteniendo el encanto del chalet, con su piscina, su gran terraza, su separación entre mesas, y un trato mucho más cercano al cliente. Se aparca dentro de la propia masia.

Cenamos unos entrantes a base de croquetas de bechamel,buenas, los crujientes de calabacín y queso (coincido con otros comentarios en que están muy muy buenos) y espárragos en tempura, también recomendables. De segundo, rollitos de secreto ibérico, solomillo con portobello y una ración de manitas de cerdo que encantó al que las pidió. A todos nos gustó todo.

De postre, brownie, correcto.

Cafés, 2 botellas de Trilogia (cierto es que falta algo más de variedad en los vinos), servidas a la justa temperatura, que entraban de cine (y eramos 4 personas!!!) y un gin tonic cada uno, que hizo que estuviésemos de tertulia hasta las 2 AM, hora en la que ya nos avisaron que cerraban, lo cual a mí, en particular, no me molestó porque entiendo que ellos viven allí y han de recoger y descansar.

Todo lo anterior, por 40 €/persona, lo cual me sorprendió una vez más.

En resumen, lo recomiendo mucho, a ellos les recomiendo un poco más de publicidad y mejor señalización. Tengo ganas de probarlo de día, en días soleados de invierno se debe estar muy bien en el comedor.En cuanto al servicio lento, nosotros no tuvimos ese problema pero ellos si reconocen que la cocina es pequeña y puede suceder a veces que no vaya todo a su debido tiempo. Insisto, no fue nuestro caso.

Volveremos sin duda. Para los que somos de la zona (Náquera, Betera, La Eliana, La Cañada, etc) es una opción muy recomendable sin tener que ir a Valencia.

Realmente Bueno...Cocina de Mercado entorno muy agradable...
Trato muy bueno...Mejorar la carta de Vinos...Quizas vinos Baratos y poco conocidos pero de alta calidad..

Antes de todo, queremos agradecer a todo el equipo de la Jara (José, Toton y Cia.) por haber abierto las puertas del restaurante anoche, exclusivamente para nosotros.
Como siempre (pues es la quinta vez que hemos ido) disfrutamos de una cena de muy buena calidad, en un entorno privilegiado, y con un servicio muy agradable. Destacamos en primer lugar, la calidad de su materia prima con productos de temporada, frescos y deliciosos. Como por ejemplo las muy recomendables alcachofas rebozadas, o luego como guarnición en el segundo plato. En segundo lugar, destacar también la elaboración de cada plato, mimando cada detalle, y combinando distintos sabores. Como por ejemplo el también muy recomendable Magret de Canard au Foie, cuya elaboración resulta compleja.
Respecto a la carta de vinos, no es especialmente amplia, pero si, con una buena selección de los mismos. En mi opinion, el Valenciano Trilogia fue una eleccion muy acertada.
Y por fin, recomendamos dejar un pequeño espacio para degustar los deliciosos postres caseros.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar