Restaurante Faves Comptades en Tavertet
  

Restaurante Faves Comptades

5
Datos de Faves Comptades
Precio Medio:
51 €
Valoración Media:
8.6 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
9.4 10
Entorno:
9.4 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor, Catalana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Faves Comptades

Una nueva visita a este magnifico restaurante ubicado en el pueblo de Tavertet en la comarca Barcelonesa de Osona, donde las vistas son espectaculares ( Buscar fotografías de su entorno y os sorprenderá)
Hoy tocaba celebración de mi cumpleaños y que mejor que en este sitio.
Entramos a eso de las 13'30, hacia un día de sol, al cabo de una hora la sorpresa, empezó a nevar tímidamente, al terminar la comida la nieve había cuajado bien. Un bonito espectáculo estar comiendo y ver caer la nieve por la ventana.

Vamos a por lo importante
Tomamos el menú degustación.
Aperitivo de patata con cebolla caramelizada y trozitos de jamón. Muy bueno
Calçots rebozados con salsa romesco, Bien crujientes y ricos.
Foie mi-cuit con trufa negra, El contraste con la trufa excelente sabor.
Patata chafada con panceta, Una delicia con la panceta sabrosa cocinada horas y horas.
Jarrete de ternera, Espectacular, se desacia en la boca.

El pan casero, con aceite y tres tipos de sal, no deben faltar.
De postres:
Queso azul de la comarca d'osona, Rico rico como la mayoría de esta zona.
Trufas de cacao 70%, caseras y excelentes.

Debe beber:
Anima Negra/2, Vinto tinto Mallorca ( variedades Callet, Fogoneu y Cabernet S.), un vino aromático, me gusto la persistencia de su sabor, un vino que descubri ya hace algunos años y que no dejo de pedir de vez en cuando.

Una copa de vino dulce Botrytis Nobles, es un vino de uvas sobre maduradas de Uruguay, Bueno.
Dos cafés para terminar la velada.

Los dueños son de lo mejor, uno en la cocina y otro en la sala, el trato excelente.

En definitiva, un sitio para ir a comer calidad, sin prisas y habiendo echo antes un recorrido por Tavertet y dejarse llevar por las sensaciones increíbles de su entorno natural.

El restaurante está a casi 1000 metros de altitud...en un pueblo de casas de piedra y rodeado de unas vistas de ensueño...un marco impresionante !!!.

La entrada al restaurante muy cuidada con una mesa en el porche, macetas con flores y cojines de rallas en las sillas como contraste agradable de los colores del cielo y las montañas. En el interior pocas mesas bien vestidas con mantelerías de hilo pulcramente almidonadas y una estancia con una temperatura ideal, ventanas de madera y detalles de buen gusto. Todo ha sido altamente acogedor incluida la suave música de fondo que en ningún momento se hace cargadamente perceptible como la mayoría de hilos musicales. Los aseos están llenos de detalles que indican buen gusto y generosidad por parte de los propietarios.

En cuanto al servicio lo hemos tenido exclusivamente para nosotros porque hasta el final de la comida no han venido otros clientes. El trato que nos han ofrecido ha sido muy profesional, agradable y se han esmerado con creces en explicarnos con detalle tanto la composición del menú como un montón de explicaciones ajenas a la comida y en referencia a interesantes rutas por la zona. Nos han regalado una plano desplegable de la Vall de Sau y además no nos han cobrado el café que nos hemos tomado.

Y en cuanto a la comida hemos elegido el menú degustación y realmente todos los platos han sido para chuparse los dedos, desde el primero hasta el último.

De aperitivos hemos tomado crema de melón con virutitas de jamón y reducción de Pedro Ximénez en el fondo. Era fresco, dulce y exquisito y como es el primer plato sabe a poco, esa es la única pega. También te ofrecen para degustar un aceite de arbequina buenísimo junto con tres tipos de sal, Maldon, sal ahumada escocesa y sal mallorquina de color granate con Ibiscus, todo riquísimo y para untar pan hecho por ellos de dos tipos, normal y con semillas.

De primeros platos hemos probado un bombón de gambas y ceps y "Xafat con cansalada", los dos acertadamente aliñados, combinados y presentados y con una conjunción entre los ingredientes integrantes que han sido perfectos al paladar. Para nuestro gusto exquisitos.

De segundos nos han servido un bacalao con tomate confitado y muselina de ajos y "Ull de entrecot" con queso de leche cruda de vaca. En el primer caso he de decir que he hecho ese plato en casa en muchas ocasiones pero la calidad y el punto del bacalao así como el acabado del confitado de tomate y de la muselina lo sitúan muy por encima del que yo hago y a años luz de ese plato clásico de mi casa. Aunque de todas formas no puedo decir que haya sido el plato estrella porque el nivel de la comida en general ha sido muy elevado y no ha sobresalido ningún plato en especial. Y en cuanto al entrecot, creo que es de las pocas veces que me lo han puesto en el punto que yo quería de cocción, y eso es un verdadero arte. Por otro lado es un plato atrevido e impactante porque el olor del queso es muy penetrante y te inunda totalmente el sentido del olfato, de todas formas cuando se prueba el sabor es mucho más suave de lo que cabe esperar y además de estar exquisito ese queso tan fuerte queda muy apropiado servirlo en un lugar dónde abundan las montañas y las vacas.

Como preludio del postre dos copitas de sopa de maduixots que estaban fantásticas y de postres hemos probado y compartido las dos opciones del menú degustación, que eran trufas feas de cacao al 70% y pastel de limón con crema de leche sin montar...los dos postres de diez. Mejor probarlos, porque es imposible describirlos. Se nota que llevan 9 años en este sitio pero muchos más seguramente de experiencia en cocina.

Y como en todas mis críticas y para aportar mi pequeño granito de arena constructivo con mi humilde ojo de aficionada a los panes y repostería casera, faltaría que ajustasen la cantidad de levadura del pan que sin duda es un poco elevada y el pan huele y sabe a ese fermento algo más de lo ideal.

Un lugar muy recomendable, por la forma en que tratan a los alimentos y a los clientes.

Segunda visita del año a este magnifico restaurante de sólo seis mesas de muy buena comida, en un pueblo y entorno preciosos.

De aperitivo:
Panceta ibérica (cocida a baja temperatura durante 10 horas y marcada a la plancha) mas que un aperitivo era casi un primer plato, Excelente

Tres tipos de panes (a cual mejor) y aceite de oliva arbequina.

De primeros:
Ensalada con queso camembert gratinado y presentado en un cestillo de pasta brise, Perfecta combinación.
Bogavante a la plancha con ajo y guindilla. Muy buen sabor.

De segundos:
Corvina a la plancha, Gustoso pescado y en su punto.
Pies de cerdo con gambas, (Poco cocidos y las gambas demasiado echas)

De postres:
Trufas de chocolate, Sublime

De beber tomamos un vino blanco Ginesta 2007 Penedés, de la variedad Gewürztraminer, Sensacional.

Como recordatorio los canelones de pollo y Ceps que comimos la anterior visita. Impresionantes, un 10.

Magnifico servicio y atención por parte de Sergi en la sala y Fabiá en la cocina.

Ahora que todos los chefs estrellados, se pasan a la cocina de puchero, es una maravilla descubrir a los que, desde siempre, se han dedicado a mantener la cocina autóctona, para deleite de los comensales y alivio del bolsillo.
Faves comptades: en catalán lo usamos para decir, el precio justo, lo que valen las cosas en realidad. En una hostelería que había perdido el respeto por lo que se cobra al cliente, quedan un buen número de lugares que cocinan con gusto, tratan al cliente con afecto no fingido y dan de comer; caso de faves comptades.
Volveremos, disfrutaremos de un buen paseo por los miradores de Tavertet, de sus casas del siglo XVII, y de una muy buena comida de cocina catalana de siempre.

Quedé impresionado que en un pueblo tan pequeño y pintoresco hubiese un restaurante con la categoría del Faves Comptades. Cambian la carta semanalmente, poseen un bacalo excelente y como no, un filete de buey impresionante y más si lo combinan con trufa blanca. Gran variedad en la carta de vinos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar