Restaurante Toque

Datos de Toque
Precio Medio:
31 €
Valoración Media:
7.6 10
SERVICIO DEL VINO:
7.5 10
COMIDA:
7.8 10
ENTORNO:
6.4 10
Calidad-precio:
8.7 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Baleares
Localidad: Palma de Mallorca
Dirección: C/Federico García Lorca
Código postal: 07014
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche

Teléfono


Opiniones de Toque
OPINIONES
10

Mucho tiempo queriendo ir y no encontrando la ocasión, esta semana por fin lo hemos conseguido.

Local que aun mantiene la "pecera" de los fumadores, recordando esas inversiones que tuvieron que hacer los locales y nunca amortizaron..

Sillas y mesas comodas, mantel y cubremantel, aires clásicos

Carta de cervezas belgas extensa y a precio razonable aunque por razonable y comedida en precio es la carta de vinos. Sin ser extensa tiene una variedad interesante con algunos vinos franceses.
A modo de ejemplo CHATEAU MOUTON ROTHSCHILD (no recuerdo añada) por debajo de 280€ y el 99 por unos 380€
Pintia 2011 por menos de 40€
Copas Riedel.
Precios muy my comedidos teniendo en cuenta que está en Mallorca.

Cortesia de la casa mousse/espuma de champiñones, buena
Pan, mayonesa y aceitunas que iluso de mi pensaba que eran cortesia de la casa tambien, pero que nos cobraron después a razón de 2€ por persona

Para compartir
Caracoles al estilo de borgoña (media ració, 6 caracoles): Primera desilusion, esperabamos los caracoles y se sirvió en un plato con 6 "compartimentos", pasadisimos de mantequilla, no nos gusto a ninguno de los 3, y de los 6 caracoles solo comimos uno, se fue el plato tal como vino

Mi cuit con brioche, chutney y creme brulée de maiz. (media racion) sabroso, bien de textura pero algo oxidado, la cremade maiz muy muy buena. Brioche seco sin gracia. Eramos 3 y lo sirvieron con dos minitostas nada mas, un poco de perspicacia de sala para percatarse de la situación no hubiera ido mal.

Mejillones (sugerencia de la casa) al curry (con patatas fritas). Muy pequeños y poco sabrosos y pasadisimos de cocción, nada que ver con las cloxines.

Los entrantes nos dejaron frios

Continuamos con los principales cada uno elegimos uno diferente

Paletilla de cordero con caviar de berenjena ahumada, polvo de aceitunas y aioli. Muy bueno,

Bacalao a baja temperatura sobre apionabo a la crema y emulsión a la cerveza blanca. Bacalao muy bueno, sabroso, excelente de cocción, muy bien integrado el apionabo (hay que ver como se está poniendo de moda en Mallorca), la emulsión de cerveza blanca no la encontré. Estaba muy bueno pero el plato cansa, resulta un poco pesado cuando llevas la mitad.

Vieiras en costra rellenas con gambas, puerro y zanahorias. Regular

Compartimos luego 2 postres entre los 3

Mousse tibia de chocolate blanco, biscuit glacé de frambuesa y sorbete de cassis. Excelente mousse, nada pesado, sorbete de casis tambien muy muy bueno glace de frambuesa menos acertado. Pero en conjunto un muy buen postre

Piña caramelizada con helado de coco, bizcocho crujiente de vainilla y gel de lima y ron. Bien, poca presencia del ron, el bizcocho a nuestro entender le sobrada. Postre correcto.

Para beber una botella de Louis Latour Viognier 2015,

Salimos algo decepcionados, supongo que por nuestras altas expectativas y pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor.

He ido varias veces a este restaurante y siempre he salido encantada. Aunque me apasiona el vino en el Toque lo mas destacable es su completa carta de cervezas con las que su dueño te aconseja hacer el maridaje de sus platos.
Los mediodías tienes un menú muy bueno y muy bien de precio pero donde es realmente fuerte es en su carta. conviene dejarse aconsejar por el Dueño que es amabilísimo. A mi me encantó el pulo sobre un sabrosisimo puré de patatas, los mejillones Belgas y mi plato favorito, el steak tartar. Mención especial a sus postres.
Muy recomendable.

Hace poco fui con unos amigos al Restaurante Toque a probar un nuevo menú de tapas. Os resumo que todo estaba muy bueno y además llenaba el estómago para ser un menu de tapas. Cenamos lo siguiente:
1- Croquetas de pescado y marisco, buenísimas.
2- Crema de calabaza al curry con pincho de gambas. La calabaza y el curry combinan muy bien.
3- Tosta de morcilla con manzana. Compuesto de una deliciosa morcilla que va muy bien con la manzana.
4- Revuelto de jamón y habas. Muy bueno, porque el jamón conservaba su sabor, no sabía al típico saber del jamón serrano cocinado.
5- Cazuela de ternera al vino tinto con champiñones. Un especie de pequeño guiso de ternera al vino tinto.
6- Browny casero. Casero es la palabra clave.

Me tomé una cerveza belga como no podía ser de otra manera en el Toque.

Os lo recomiendo.

Me sumo a los comentarios anteriores. Excelente cocina y excelente servicio en un local acogedor. Comimos diversos platos con toques belgas (steak tartar al estilo belga, mejillones, arenques, raya con salsa de alcaparras,...) en los cuales se nota el cariño y el buen hacer del cocinero. De postre un creppe Suzzette de categoría acompañado de un Castaño dulce. Completísima y cuidada carta de cervezas. La carta de vinos es un poco corta pero se nota el cariño de los propietarios hacia el mundo del vino.Bebimos un blanco Quibia 2008 de la misma bodega del Anima Negra.

Lo que sucedió ayer en aquel restaurante fué MAGIA, si en MAYUSCULAS. Llegué a Mallorca y gracias a Verema encontré este restaurante.
Sólo os diré que pase 5h. allí dentro conversando sobre gastronomía de alto nivel con Clot. En un salón junto al restaurante empecé con dos tostas de sobrasada hecha en el norte de la isla (fuera de carta). Gentileza de la madre del camarero (no recuerdo su nombre.
Clot me recomendo un vino de la bodega es verges (rejals 2006), un tinto de cabernet y merlot. El plato principal fué un steak tartar con el sello de la casa, es decir al estilo belga, exquisito, meloso, infinitos sabores. De postre para acabarme el vino un coulant de chocolate muy, muy rico. Justo ahí empezó la magia, los dos sentados con una copa de armagnac del 82. Recomiendo este sitio, una verdadera experiencia en la isla.

Como nos pillaba cerca del hotel, pecamos de nuevo. Fuimos pronto y nos tomamos unas cervezas belgas en el apartado para "fumadores". Nos trajeron allí mismo la carta así como el picoteo elegido de entrante (croquetas de gambas). Luego Coca de sardina (vaya punto la sardinita esa)y solomillo de cerdo ibérico con sobrasada y queso de mahón: estupendos. De postre un fondant de chocolate, y -de total recomendación- una sopa de romero, sobre frutos frescos del bosques. De vino (nuevo acierto del chef)un Quibia. Atención permanente y discreta. El chef es quien controla todo. Y se desvive. Conoce su función.

Me interesó mucho conocer este restaurante porque se nota "mezcla" culinaria, pero con conocimento. Compartimos (eramos 2)de entrante una ración de rillete(toque francés)de pato: buenissima. Luego Raya con alcaparras, exquisita, más aún sabiendo cuán difícil es obtener/mantener/servir raya fresquissima. Alcaparras pequeñas que parecián granos de pimienta.Nada que ver con esas gordotas envasadas al vinagre. Nos comentaron que las compraban en el Mercado de sta Catalina. Yo en la Peninsula nunca las hé encontrado así. El "steak Tartar" no es tal, ya que se trataría de carne de buey picada cruda y su yema de huevo, y demás guarnición. El menu (y la factura) lo indica muy bien: "filet americain", que es "steak tartar al estilo belga": una variante muy acertada del clásico tartar.De postre, platano al ron. Es dificil escoger vino con esa variedad de sabores: el chef acertó DE PLENO al recomendarnos un blanco(el tinto mataría el tartar, nos decía)chileno que resultó más que adecuado: Montes Alpha 23€. Con chupitos y gin-tonic, muy buena RCP.

Me recomendo este Restaurante un amigo mio. Y como mi pareja quería probar un sitio nuevo fuimos alli. La verdad es que el local da muy buena impresión. Al entrar nos propusieron esperar un poco en el salón/lounge y mirar la carta mientras nos tomamos algo y una vez estuviera todo listo ir a la mesa, lo cual hicimos. El camarero estuvo bien, la comida bastante buena y unos precios muy interesantes para la calidad lo que ofrecían.
Tienen carta de vinos con muchas referencias y una carta de unas 20 cervezas. El problema que le vi yo es que al camarero no le vi mucho conocimiento de la carta de vinos, así que no sabia muy bien que recomendar. Pero en caso de que uno sepa lo que busca hay mucho donde elegir.

Grata experiencia en este restaurante. Al entrar al restaurante encuentras un salon donde te invitan a pasar mientras esperas al resto de la la mesa. Tienen una gran selección de cervezas, sobretodo belgas, ya que los chefs son de ahí. Un trato muy cordial de principio a fin.
Capacidad para 30 comensales en una sala bastante grande. Mesas espaciadas. La carta de vinos toda una sorpresa precios muy correctos y vinos de multitud de D.O. asi como una más que generosa carta de vinos franceses, desde vinos de Languedoc-Rousillon hasta un Mouton Rotshchild.
Pasando a la comida, la carta mezcla influencias francesas, belgas y catalanas. Yo me deleité con una coca de sardinas sobre tomates confitados. Unos filetes de sardinas cocidos en su punto, jugosos sobre unos tomates que le daban una acidez que le vienen muy bien a las sardinas. De segundo Raya con un beurre blanc de alcaparras, me encanta la raya, no es muy comun en restaurantes y me sorprendió bastante... y de postre una sopa de romero con frutas de temporada, un gran postre, ligero para terminar la cena. Nos dieron unos aperitivos y petit fours, detalle que se agradece. Para beber tomamos un vino francés sin AOC, Mont d’hortes, 100% Chardonnay, ligero sin demasiada acidez, acompañó muy bien los entrantes. Y su precio muy atractico 16€
La comida nos salio más a menos a 25€ por cabeza sin el vino.
2 sabados hacen los mejillones con patatas fritas tan típicos de Bélgica, ya tengo anotada mi reserva dentro de 15 días.

Nuevo restaurante en palma. Están empezando pero tiene buena pinta. Tienen una carta de vino bastante extensa. Hay tanto vinos nacionales e internacionales, y de varias D.O. Precios razonables. También tienen grandes vinos como Chateau Mouton Rotschild, Vega Sicilia, Cirsión... La carta indica las añadas y que uvas componen los vinos. El servicio del vino es correcto, tienen bodegas refrigeradas para los vinos más caros. No tienen variedad de vinos por copas, salvo en vinos dulces y oportos. Además tienen una carta de cervezas de importanción, belgas canadienses, alemanas... La comida no esta mal. Comí un bombón de pollo al tartufo de segundo bastante logrado y un hojaldre de escalibada de primero. Para beber tomé un Hécula 2004 D.O Yecla. Una novedad para mi, no me desagradó.
La cristalería está bien sin ser copas Riedel o Spigelau. Precio medio 27 euros sin contar el vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar