Restaurante Yerbagüena en Campillos
  

Restaurante Yerbagüena

4
Datos de Yerbagüena
Precio Medio:
39 €
Valoración Media:
8.2 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes y Martes

Teléfono

Restaurante Yerbagüena Javier Carmona sumiller y propietario Yerbagüena Maridajes Yerbagüena en Campillos Pulpo la Brasa Restaurante en Campillos La Cave Restaurante Yerbagüena Restaurante Yerbagüena gastronomía de vanguardia Yerbagüena El equipo de Akatavino con Javier Carmona propietario

4 Opiniones de Yerbagüena

Sólo una advertencia, si cruzas su puerta ya no hay marcha atrás.

La gastronomía que frena el tiempo, que alarga la sensación de bienestar. Un restaurante donde sentirás que estás en el lugar acertado, sólo debes dejarte llevar, entonces quedarás atrapado para siempre.

Gastronomía que perdura en el recuerdo.

¿Quién ha dicho que la felicidad es fácil?. Pero bien merece la pena arrancar el coche desde la capital malagueña y recorrer los 90 Km. que separan la localidad de Campillos donde se ubica el Restaurante Yerbagüena.

Tras un camino cómodo por fin visualizamos Yerbagüena. Debemos ser conscientes que atrevesar su puerta es entregarte a ellos, y se trata de un camino en un único sentido donde no hay marcha atrás.

LA BARRA…

Nada más cruzar la puerta una de las mejores barras de la ciudad en cuanto a vinos, donde se deslumbrará con una colección de vinos jerezanos y fortificados de auténtico lujo, al que se le una una sucesión muy buscada de destilados.

Antes de pasar al salón hay que disfrutar de un fino o manzanilla con unas olivas y continuar con un jamón ibérico de corte vertical ¿de corte vertical? pues sí hay que verlo. Lo advertí, aquí todo es diferente.

LA MAGIA…

No suele falla la correlación autenticidad/propietario, me explico: cuando un restaurante goza de esta autenticidad, por norma su propietario está en primera persona. Es el caso de Javier Carmona “Javi para sus amigos” que hace 10 años emprendió el camino para construir el concepto Yerbagüena, considerado como un “animal de la sala”, porque la hace suya de inicio a fin, sin apenas ceder un milímetro, y sin poder doblegarlo, así que sólo nos queda dejarlo todo en sus manos.

Posiblemente estamos hablando de un Sumiller del Siglo XXI, TOPSumiller, o Sumiller 2.0

Dícese la unión entre Maitre, ideólogo y Vinos en un único cuerpo. Una mente pensada para el comensal, y dedicada para su disfrute.

Todo lo expresado hasta ahora son alabanzas a muchos conceptos, aunque aún no he tratado la cocina. Un restaurante de este nivel debe tener una cocina a la horma de su zapato ¡perdón quería decir a la horma de Carmona!, es la respuesta a sus necesidades, es la continuación de la maestría en la sala llevada a la cocina, pero no desviemos la atención porque ya aparecerán los platos y hablaremos de FRAN, así que prosigamos el paseo hasta la mesa.

La Bodega. Culminamos la experiencia de este paseillo y nos dirigimos a la sala, no sin antes pasar por el Cave de Vinos de Yerbagüena, el cual seguro nos detendrá el paso, para presenciar la meticulosidad de las etiquetas que conforman, su carta de vinos. Amplio abanico de vinos por copas configuran una atractiva oferta, y posiblemente Javier Carmona posee una de las mayores colecciones de vinos generososo, de vinos originales de pequeños productores y de viticultura con sello.

Restaurante Yerbagüena está muy por encima de un estrella michelín, simplemente porque su cocina está a la altura, pero lo que pagas está muy por debajo de lo habitual en este tipo de restaurantes. Aquí la factura no será un problema, como ocurre en tantas y tantas cocinas estrelladas.

Sinceramente y tras haber pasado por multitud de restaurantes tocados por el “gordo” Michelín, Yerbagüena no goza de una de estas estrellas porque Javier está en otra filosofía,

la dedicada al comensal de inicio a fin sin egos ni competiciones, y el resultado final se convertirá en una de las mejores experiencias Enogastronómica de Andalucía.

Un restaurante infalible para todo amante del disfrute relajado a mesa y mantel.

La Sala. Es Acogedora a la vez que cool, incluso vanguardista a la vez que clásica ¡difícil definirla!. La Sala se divide en diferentes rincones para ofrecer versatilidad, dependiendo los comensales. En los meses de frío no os podéis perder las mesas junto a la chimenea “uno de mis rincones preferidos”.

Recomiendo. Tartar de atún rojo & Navazos Niepoort 2012. Ostras con Caviar de Lima & Sacristía AB Manzanilla pasada en rama primera saca 2015. Alcachofas en Jugo de Jamón Ibérico con Fino la Panesa. Guiso de habitas baby con calamares y pulpo con Viuda Negra Nunca Jamás 2014. Carrillada de ternera con crema de avena con Viña Ane de Rioja, LA HORA DEL POSTRE. Tarta crujiente de manzana con helado de Baileys. Empezamos con Jerez y culminamos en Jerez. Manzanilla Solear en Rama saca de invierno 2015. Bodegas Barbadillo.

Todas las fotografías y análisis en http://www.akatavino.es/restaurante-yerbaguena.html
https://www.verema.com/blog/akata/1388599-gastronomia-vanguardia-restaurante-yerbaguena-akatavino-analiza

  • Javier Carmona sumiller y propietario

  • Maridajes

  • Pulpo la Brasa

  • La Cave

  • Restaurante Yerbagüena gastronomía de vanguardia

  • El equipo de Akatavino con Javier Carmona propietario

Mi tercera visita a este restaurante en Campillos. Cada vez mejor... Esta vez cena con unos amigos el día de Año Nuevo y Javi nos proporcionó una velada estupenda gracias a su trato amable y sus magnificas recomendaciones. Para empezar, ensalada de pastel de espárragos con mostaza de Dijon (original y riquísima), seguimos con raviolis de carabineros (espectacular), "trinxat" de col y patata (muy bueno) y ventresca de atún rojo a la plancha (magnífico) y terminamos con cochinillo (bueno) y solomillo de ciervo en salsa dulce (excelente, muy tierno). Imposible tomar postre tras esto, pasamos directamente a los cafés. Para beber nos dejamos aconsejar por Javi y acertó plenamente: Blanca Cusine (un cava Brut que no conocíamos y que nos encantó) y un tinto francés del Ródano (lo siento, no recuerdo el nombre) que resultó también un acierto. La noche terminó con unos GT perfectamente servidos (Martin Miller´s con Fever Tree) y una agradable charla entre amigos ¿Se puede pedir algo más?
Precio: 172 euros (4 pax)

No fue casualidad, ya ibamos recomendados por una amiga y no era una "cita a ciegas". Hay que seguir las indicaciones que están en algunos cruces de Campillos y si no preguntar por la estación, poco antes de llegar, en la Avenida, encontramos el restaurante, desde fuera no es lo que en cuanto traspasamos la verja, nos esperábamos. Javier Carmona nos aconsejó el menú degustación del momento, en consonancia con nuestros gustos (más pescado que carne): Queso añejo en aceite de oliva para untar, gustoso, fuerte, apetitoso... Ensalada de tomate a la yerbagüena, con el gusto auténtico del tomate de antes. Croquetas de jamón ibérico con nueces al all i oli de membrillo, con este no sabíamos qué nos íbamos a encontrar y fue un descubrimiento, ninguno de los sabores sobresalía por encima de los demás. Parrillada de verduras de temporada con salsa romesco, las verduras en corte grueso y el romesco muy suave. Tartar de atún con cebollino, para untar; un pescado muy sabroso y con el toque fresco del cebollino:¡una delicia! Para acabar (yo ya no pude), mi marido probó la Carrillada de ternera con cremoso de boletus, dijo que el gusto más intenso de la carne , no quedaba tapado por la crema. Para terminar: Tarta de manzana crujiente con helado de pan de Calatrava. Tuve que preguntar qué era el "pan de Calatrava", y es una especie de bizcocho, que unido al helado, da una textura más gruesa.
No habíamos probado uno de los vinos que vimos en su bodega, y allí lo hicimos. Rioja "Biga" de Bodegas Luberri.
¡Vale la pena conocer este restaurante! Cuando estás allí, parece que el tiempo se haya detenido. No hay prisas, el tiempo fluye y, si quieres conversación o información de la zona, ¡Javier Carmona tiene tiempo! Nos aconsejó una visita a una charca a las afueras del pueblo, donde puedes ver una colonia de flamencos, a tan poca distancia, que parece que estés en algún parque natural.

Nos lo habían recomendado en varias ocasiones, hasta que fuímos. El Restaurante Yerbagüena se encuentra en las afueras de un coqueto pueblo a mitad de camino entre Antequera y Ronda, Campillos. Una vez allí nos sorprendió el buen trato, simpático y amable, del personal del restaurante, gente sana.
Nos dejamos recomendar por el dueño, Javier Carmona, y nos decidimos por un menú degustación que él mismo nos sirvió. Empezamos con una ensalada de jamón de pato con vinagreta de manzana y frambuesas. Después pasamos a un timbal de foie con queso de cabra caramelizado al Pedro Ximenez, aunque las tostas para untar no eran caseras, sino de una marca comercial. Continuamos con una porrilla de espárragos trigueros con huevo trufado y terminamos los entrantes con un arroz de erizo de mar EX-QUI-SI-TO. De pescado, bacalao confitado con cremoso de patatas y ajos tiernos. Siguió un fricandó de ternera con senderuelas y puré de celerí. A destacar la mantelería y el menaje. Ya de postre tomamos parfait de café con frutas del bosque y coulant de chocolate caliente con helado de vainilla, una delicia.
Como no pudo ser de otra manera a esta buena mesa la acompañó una mejor carta de vinos y como aspecto positivo cabe resaltar el bajo precio de ellos. Recomendados de nuevo, nos inclinamos por un Dávila, albariño d.o. Rias Baixas: 18€, para continuar después con un Taverner 2005 de las bodegas Huerta de Albalá: 27€. Cristalería a la altura.
La sorpresa fue mayor al enterarnos del precio del menú degustación: 35€ sin vino.
Por último decir que el restaurante Yerbagüena quedó finalista 2008 en el premio al mejor restaurante rural de Málaga, según el diario "Málaga rural" y "Turima".
Vale la pena desplazarse hasta Campillos y comer en el "Yerbagüena".

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar