Restaurante Bar La Tostita

5
Datos de Bar La Tostita
Precio Medio:
9 €
Valoración Media:
6.9 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
8.8 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas:
Precio desde 8,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Bar La Tostita

Local que en verano multiplica por mucho sus mesas merced a la terraza (acera) exterior, aunque a medio día, el calor la hace poco recomendable, pero por la noche es una delicia.

Sin cambios fisicos en el local ni en las cartas de bebida y comida. Servicio rápido desde la barra. Unas cervezas para acompañar lo comido entre tres:

. tosta de piquillo y gambas con salsa alioli

. tosta de pluma ibérica con salsa barbacoa

. tosta farinato y huevo de codorniz con hilo de miel

. tosta piquillo con ventresca y salsa de reduccion de módena

. surtidos de 6 tostas: gambas, solomillo (con salsa alioli) y pimiento, morena (morcilla, mermelada de tomate, queso cabra), magret de pato (con cebolla caramelizada), bacalao plancha, cangrejo con mahonesa.
Las tostas son de buen tamaño y bien elaboradas con buen pan de base y las salsas en ración ajustada para no enmascarar un producto más que correcto; se sirven partidas por lo que permite compartir e invita a conocer sus muchas opciones. Empezamos por el surtido y repetimos de la que más gustó y añadimos alguna otra.

Muy recomendable para los que no somos de tapear (una tapa en cada bar) y sí más de picar (varias tapas en el mismo sitio).

Nuevo paso por la ciudad y ya se convierte en un clásico la visita a este pequeño local. Con tiempo fluctuante y sin opción de mesas en terraza exterior, el local está siempre lleno y aquí surgió el problema, que en la espera, la pequeña empezó a afianzar su personalidad a base de lloros (hambre) haciéndose imposible su estancia; rápida solución: coger el encargo de cocina y subírtelo a casa: dicho y hecho. Cogemos las tostas sin partir, no añadimos la bebida prevista (una botella de cava Agustí Torelló reserva brut en oferta por 15€) y lo cambiamos en casa por un rosé Menade brut nature con 36 meses de rima de solo 1500 botellas

Lo comido:

. pluma a la barbacoa con salsa de uvas

. solomillo, piquillo y ali-oli

. jamón tomate natural y huevo de codorniz x 2

. gamba x 2

. foie a la plancha con compota de manzana

. morcilla, mermelada de tomate y queso de cabra

Todas en buen nivel y amplia ración, aunque notamos el pan algo más seco de lo habitual, quizás por el tiempo pasado entre la preparación y el consumo.

El total del costo fueron 17€ y suponiendo la bebida prevista, el costo sería de 32€

Local que se convierte en refugio cuando tras salir todo el día y a punto de llegar a casa te planteas que, por un dia, no merece la pena empezar a cocinar; se convierte en alternativa gozosa.

El problema puede surgir de estar lleno ya que el local, en invierno, sin las mesas de la terraza inclinada, se reduce a 4-5 sillas en barra y 4 mesas y un barril a modo de mesa alta en el interior. Lo bueno es que aquí la gente tiende a sentarse poco y aún menos estar rato sentado; son más de picoteo de local en local. En seguida tuvimos mesa para los tres y "apalancarnos" para comer todo aquí. Las sillas son en realidad silloncitos de madera con brazos, los que les hace especialmente cómodos.

Sin cambios en la carta, sin cambios en el personal y creo que sin cambos en la clientela, mayoritariamente del barrio. Aunque hay opciones de platos y tapas en plan comida clásica, el atractivo del local está en la sección de tostas; si bien es cierto que cuando más las prouebas, más quieren repetir en cada visita, así que lo mejor es introducir alguna novedad  entre lo que te pide repetir por el recuerdo. Lo malo es que vas aumentando el pedido en cada visita porque se te ahce difícil renunciar a los que sabes que está bueno.

El encargo que fue servido en dos tandas y un repique, sin el agobio de todo encima de la mesa y que se enfrien unas mientras comemos otras. Lo comido, siendo todo de buena caiidad desde el pan tostado hasta el punto de plancha :

. tosta de gambas al ajillo x 2
. tosta de pluma ibérica con salsa de uvas pasas
. tosta de magret de pato con cebolla caramelizada

. tosta charra: tomate natural, jamón ibérico y huevo de codorniz x3
. tosta de foie a la plancha con compota de manzana x2

.tosta morena: morcilla, mermelada de tomate y queso de cabra

.tosta de queso del Casar

.tosta millenium: compota de manzana, mi cuit, jamón ibérico

Como siempre, y desde cocina, partidas por la mitad para compartir o facilitar el comerlas con la mano.

Para beber y por copas bien servidas en la mesa  un cepa Gavilan crianza 2014,  un verdejo Azoiz y una copa de cava de Agustí Torrelló; más dos de agua pequeñas.

Nueva visita a este lugar que tiene un punto especial de atractivo para comer en vez de tapas, con tostas. Una buena base de pan tostado para diferentes opciones.
Elegimos para compartir (traidas ya partidas):
. tosta de gambas al ajillo
. tosta de pluma ibérica con salsa de uvas pasas
. tosta de magret de pato con cebolla caramelizada
. tosta charra: tomate natural, jamón ibérico y huevo de codorniz
. tosta de foie a la plancha con compota de manzana.

Empiezs pidiendo unas pocas pero acabas añadiendo alguna más porque se hace difícil parar y solo el tener que esperar que vengan nuevas tostas de cocina te decide a parar.

Para beber dos copas de Carmelo Rodero crianza recien abierto.

El servicio es escaso ya que hay muy pocas mesas y tienes que pedirlo en barra, incluido el vino, pero es un sitio que transmite un ambinete familiar, como de aperitivo en casa.

Junto a la bonita iglesia redonda de San Marcos y la puerta de Zamora, donde acaba la calle peatonal se encuentra este pequeño local que dispone de barra y unas pocas mesas.
El serviico, llevado por gente jóven con bastante eficiencia, es muy correcto. Mesas con distancia aceptable y mobiliario, cubiertos, copas, etc acordes con un sitio de tapas más que un restaurante

Tiene carta de comidas clásicas peor la especialidad de la casa son las tostas (de ahí su nombre) sencillas pero buenas, con buen pan tostado, buena ración y bastante variedad (hasta 25 opciones) y a un precio entre 2 y 2.5€ la unidad. Habitualmente vienen de cocina partida en dos para poder compartir; en nuesto caso al ser tres, las pedimos partidas en tres y sin problemas.

Para beber hay buena carta de vinos (dentro del tipo de local que se trata) y en el tema de copas con caldos más bien clásicos y pocas opciones fuera de Rioja, Ribera y poco de Toro.
En este aspecto recuerdo hace años, la primera vez que estuve, que al preguntar al dueño los vinos posibles por copas me dijo: "cualquiera de los que ve, le pongo una copa"; ya había puesto el ojo en una botella tumbada en una estanteria de un vino español de alta gama (no recuerdo pero del tipo de Cuesta de las Liebres de Pago de Carraovejas) y me dijo "Eso le va a costar 20€ la copa"; a lo que le respondí riéndome, "yo me puedo permitir un día el lujo de gastarme 20€ en una copa de vino, pero no sé cuando va a vender Vd el reso de la botella"; nos reimos bastante y al final le dije que me pusiera una copa del vino que se tomaría él y me puso el recien salido al mercado Dominio de Tares. Ya hace años de eso.

Lo comido (por supuesto, tostas):
. boletus, micuit y jamón
. gamba plancha
. piquillo y ventresca
. magret de pato con cebolla caramelizada
. pluma ibérica con salsa barbacoa
. solomillo y piquillo con salsa de alioli
Todas ellas más que correctas tanto en su elaboración como en calidad del producto.

Para beber:
. un par de claritas, una caña y una copa de Domino El Bendito primer paso, muy bueno y que descorchó la botella para mí.
. unos cafes finales.

Salimos a lo que sería un par de tostas por persona con bebida y café. Nos sirvió de comida ligera para iniciar el regreso.
El local se llenó.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar