Restaurante Callao 24 en Madrid
  

Restaurante Callao 24

4
Datos de Callao 24
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
7.2 10
Servicio del vino:
4.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
8.9 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Peruana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 26,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes

Teléfono


4 Opiniones de Callao 24

Me sorprendió, por el lugar y los platos que puedes degustar en el. Lo primero el olor a cocina de la mamá, que invita y te transporta a Perú.

Comimos:

- El cebiche canalla una elaboración con una leche de tigre equlibrada muy adictiva.

- El norteñito, una interpretación del chef del pato a la norteña (plato típico del norte de Perú) en forma de croquetas con salsa huancanina y otra de ají. Un plato sorprendente.

- El ají de gallina sin duda es Perú, fue probar el primer bocado y volar a la plaza de Armas de Lima dónde probé por primera vez este plato allá por el 2005.

- El Huaralino, cerdo asado a baja temperatura con hierbabuena, un plato riquísimo y con la hierbabuena le da el toque definitivo con mucha elegancia.

- De postre Cheescake de Lúcuma, un postre menos dulce de lo que nos tienen acostumbrados los peruanos, cosa que se agradece. Un postre para repetir,

Bebidas: Pisco Sour (hecho con coctelera) y Cerveza negra Cuzqueña.

Se nos ocurrió ir a mi antiguo barrio para descubrir este restaurante peruano que tan bien me habían hablado y reforzado por comentarios aquí.
Personal agradable,amable y voluntarioso obsequiandonos con todo tipo de explicaciones de los platos comandados.
Eso sí,cierto,que no éramos muchas las mesas,pero las comandas llegaban a nuestra mesa antes de dar buena cuenta del anterior,lo que hacía que nos juntáramos con platos.Pero bueno,prefiero eso que no tener que esperar 20 minutos entre plato y plato.La cosa es quejarse,en fin...
Empezamos con unos Pisco Sour para abrir jugos.Bien elaborados y adictivos.
-Cebiche Chalaco.Buen cebiche de corvina.Rico y bien cítrico de lima,como debe ser.
-Norteñitos.Especie de croqueta o albóndiga de pato confitado muy tierna y rica con un toque picante que ensalza.Originales.
-Huaralino.Jugosos y ricos trozos de cerdo acompañados de patata y una salsa amarillo algo dulce,pero muy equilibrada.
-Pulpo a la Huancaina.Tierno pulpo a la brasa con muy buen sabor con un fondo de tallarines con una salsa amarilla picante algo densa y pesada.
De postre.
- Cheesecake de lucuma.Lo pedí por curiosidad ya que es una fruta que no conocía.La verdad es que no es muy perceptible el sabor de esta fruta.Algo diferente había,pero muy sutil.
-Tarta de chocolate.Se agradece que no fuera muy dulzona.
Acompañamos la comida con cerveza peruana Cusqueña rubia y negra.Mut ricas.
Un sitio para repetir sin problema si se está por la zona.Les deseo que les vaya bien.
La mitad de las mesas estaban frecuentadas por paisanos que no es mala señal.

Restaurante que conocimos de su existencia gracias al comentario del amigo Aitor (Letroncio) y que tenemos apenas a un par de manzanas de nuestra casa, así que aprovechando que no cerraban en agosto decidimos pasarnos a ver qué tal se come, siendo además nuestro primer acercamiento a la cocina peruana. Aquí se ofrecen especialidades que ellos llaman “de carreta”, o sea populares o callejeras, todo en formato de tapas para compartir. El local es pequeño y sencillo, sin lujos ni excesivas comodidades, pero no se está mal del todo. A instancias de la simpática camarera, pedimos las siguientes tapas:

Cebiche chalaco: (13€) de corvina con zumo de lima, cebolla morada, cilantro y ají limo. Buenos trozos de pescado y plato fresco y rico, para repetir.

Norteñito: (10 €) son unas croquetas de arroz con pato confitado con zarza criolla y salsa huancaína, distintas a las que estamos acostumbrados pero francamente buenas.

Papa rellena: (7€) masa de papa rellena de ternera y huevo con crema de aceitunas, jugosa y muy bien cocida, nos sorprendió.

Huaralino: (9 €) lo definen como chanchito tierno y jugoso con zarza de hierbabuena, presentado de forma original y muy rico, es parecido a nuestro cochifrito.

Chaufa de pollo: (11 €) arroz salteado con pollo, sillao, jengibre y cebolleta, muy jugoso y sabroso, arroz de grano largo tipo basmati.

Pie de limón: (5€) de postre pedimos la tarta de limón y fue lo que menos nos gustó, nos sabía mucho a queso o a una mantequilla muy potente, esperábamos otra cosa desde luego.

Carta de vinos simbólica con apenas 6 referencias sin mucho interés, no le dimos más vueltas y pedimos primero dos cócteles Pisco Sour y Chilcano (6€ cada uno) muy bien elaborados, el pisco académico y el chilcano muy equilibrado de ginger. Después pedimos varios botellines de Cerveza Cusqueña Rubia (3€), una cerveza peruana que nos sorprendió por su buen nivel, finamente lupulada. El servicio muy amable, la chica peruana que nos atendió muy servicial y explicado todos los platos con detalle, muy bien en este aspecto.

Un local por tanto sin pretensiones ni lujos, pero donde hacen una cocina fresca y sabrosa, con especialidades desconocidas para nosotros pero que nos gustaron, bien acompañadas con cócteles y cerveza. Con un descuento de un 30% a través de una web de reservas comimos en total por 60€, una RCP por tanto muy destacable. Volveremos en alguna otra ocasión para probar otros platos…

  • Pie de limón

  • Chaufa de pollo

  • Huaralino

  • Papa rellena

  • Norteñito

  • Cebiche chalaco

En el barrio de Vallecas se encuentra este original restaurante basado en la cocina peruana de carreta, lo que ahora se llamaría "street food". La carta consiste en varios platillos que se pueden compartir perfectamente y así probar infinidad de propuestas deliciosas.

Papas rellenas, pulpo al olivo, espectacular cebiche, anticucho muy rico. Unas croquetas de pato y arroz espectaculares, arroz chaufa muy jugoso.

Merece la pena acercarse hasta Vallecas porque aunque el local no sea muy glamuroso se disfruta de una cocina de alto nivel. El trato es amable, algo lento cuando se llega el local debido a que cada plato lo elaboran en el momento.

También se puede disfrutar de ricos piscos, tanto el canónico pisco sour como otras propuestas muy buenas como el pisco de maracuyá.

Disponen de 3 blancos y 3 tintos no demasiado espectaculares y cerveza cuzqueña, un rara avis dentro de las cervezas industriales sudaméricanas, por lo rica que está.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar