Sin alardes ni lujos, pero se come bien

Restaurante que conocimos de su existencia gracias al comentario del amigo Aitor (Letroncio) y que tenemos apenas a un par de manzanas de nuestra casa, así que aprovechando que no cerraban en agosto decidimos pasarnos a ver qué tal se come, siendo además nuestro primer acercamiento a la cocina peruana. Aquí se ofrecen especialidades que ellos llaman “de carreta”, o sea populares o callejeras, todo en formato de tapas para compartir. El local es pequeño y sencillo, sin lujos ni excesivas comodidades, pero no se está mal del todo. A instancias de la simpática camarera, pedimos las siguientes tapas:

Cebiche chalaco: (13€) de corvina con zumo de lima, cebolla morada, cilantro y ají limo. Buenos trozos de pescado y plato fresco y rico, para repetir.

Norteñito: (10 €) son unas croquetas de arroz con pato confitado con zarza criolla y salsa huancaína, distintas a las que estamos acostumbrados pero francamente buenas.

Papa rellena: (7€) masa de papa rellena de ternera y huevo con crema de aceitunas, jugosa y muy bien cocida, nos sorprendió.

Huaralino: (9 €) lo definen como chanchito tierno y jugoso con zarza de hierbabuena, presentado de forma original y muy rico, es parecido a nuestro cochifrito.

Chaufa de pollo: (11 €) arroz salteado con pollo, sillao, jengibre y cebolleta, muy jugoso y sabroso, arroz de grano largo tipo basmati.

Pie de limón: (5€) de postre pedimos la tarta de limón y fue lo que menos nos gustó, nos sabía mucho a queso o a una mantequilla muy potente, esperábamos otra cosa desde luego.

Carta de vinos simbólica con apenas 6 referencias sin mucho interés, no le dimos más vueltas y pedimos primero dos cócteles Pisco Sour y Chilcano (6€ cada uno) muy bien elaborados, el pisco académico y el chilcano muy equilibrado de ginger. Después pedimos varios botellines de Cerveza Cusqueña Rubia (3€), una cerveza peruana que nos sorprendió por su buen nivel, finamente lupulada. El servicio muy amable, la chica peruana que nos atendió muy servicial y explicado todos los platos con detalle, muy bien en este aspecto.

Un local por tanto sin pretensiones ni lujos, pero donde hacen una cocina fresca y sabrosa, con especialidades desconocidas para nosotros pero que nos gustaron, bien acompañadas con cócteles y cerveza. Con un descuento de un 30% a través de una web de reservas comimos en total por 60€, una RCP por tanto muy destacable. Volveremos en alguna otra ocasión para probar otros platos…

  • Pie de limón

    Pie de limón

  • Chaufa de pollo

    Chaufa de pollo

  • Huaralino

    Huaralino

  • Papa rellena

    Papa rellena

  • Norteñito

    Norteñito

  • Cebiche chalaco

    Cebiche chalaco

  1. #1

    Letroncio

    Me alegro de que te gustara. Como te comenté es un sitio sencillo y sin pretensiones pero que a mi juicio se come razonablemente bien. Las tapas también son sencillas pero creo que realizadas con gusto y con una presentación más que digna.

  2. #2

    Gomez

    Y encima en tu barrio,que más se puede pedir?una amiga nuestra peruana lleva un tiempo diciéndome de este sitio.
    Saludos.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar