Una buena opción para Beaune

Es un hotel familiar, pero no exento de profesionalidad. Un sitio agradable, con parking gratuito y de fácil localización y acceso. Wifi en las habitaciones. Con buen tiempo puedes tomar el desayuno (muy completo) en la terraza. Si consigues adaptarte a las camisas de Monsieur Grillon y a las cortinas de las habitaciones (ambas confeccionadas con la misma tela), es el sitio perfecto. El paseíto de 15 minutos desde el centro de Beaune hasta el hotel se agradece después de una buena cena o de unas catas.
Repetiría si vuelvo a Beaune.

  • Más leído
  • Más recomendado

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar