Hotel Riu Plaza España: Edificio emblemático


Los que ya peinamos canas conocemos este edificio, salía todos los años en los libros de sociales pues durante mucho tiempo creo fue el más alto de España. Me hizo mucha ilusión alojarme allí, además lleva muy poco tiempo abierto y todo está impecable. Es un hotel muy grande pero me pareció cómodo, no me agobiaron las proporciones ni sus 27 pisos.

Trámites de entrada y salida sencillos, con la tarjeta coges uno de los 6 ascensores que te marca automáticamente el piso al que vas, van muy rápido.

Me dieron una habitación de minusválidos y quizás por este motivo el baño era especialmente amplio. En todo caso el cuarto era cómodo, bien vestido, cama muy confortable, aire acondicionado fácil de usar, cafetera y agua de cortesía, armario grande y con abundantes colgadores, aunque eché en falta cajones. Tiene caja de seguridad de muy sencillo uso y buen tamaño.

El baño estupendo, muy pocos adminículos de aseo, ducha de teléfono y fija que sale bien un poco difícil de regular la temperatura.

El desayuno en la 4ª planta, en 2 comedores enormes unidos en el centro, donde se localizan las viandas. Buena vista sobre la Plaza España. La calidad de todo notable, la variedad sobresaliente, incluyendo detalles como el chocolate con churros y porras que no se ven en casi ningún sitio. Te das un buen paseo desde la mesa hasta la zona de bufé pero eso es debido a las grandes dimensiones del lugar.

Personal amable, muy joven en general.

No visité el Sky Bar que debe ser espectacular.

Como aspectos a mejorar, la puerta de entrada es incómoda y muy pesada, y no hay zona de carga y descarga como tal, pero esto es imposible dada la zona que es.

Es una experiencia hospedarse en este hotel.

 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar