La gastronomía habla con acento latino

0 respuestas
    #1
    Maximo S.T.

    La gastronomía habla con acento latino

    Hola a todos. Recientemente ha tenido lugar la edición latinoamericana de los 50 Mejores Restaurantes, alzándose como número uno el restaurante limeño de Virgilio Martínez y Pía León, Central; pero la fama alcanzada por este restaurante no se ciñe únicamente al territorio sudamericano, ya que ostenta una más que merecida decimoquinta plaza en la lista 50 Best Restaurants in the World 2014 después de escalar desde el puesto número 50 en 2013. En la gala de esta edición, la segunda desde su creación, tres países han cobrado una mayor relevancia: Perú, Brasil y México.

    A pesar de la dudosa reputación de este evento a nivel mundial y de la posible adulteración en virtud de ciertos intereses, creo que es un indicativo de las fluctuaciones y las tendencias en el mundo de la gastronomía. Como economías emergentes, todas sus ramas están experimentando cambios notables y la gastronomía no iba a ser menos.

    Junto a la casa madre de Virgilio y Pia en Lima, esta pareja de peruanos posee dos restaurantes más en Londres (Lima London y Lima Floral). La labor por ensalzar en el panorama mundial la cocina del Perú no se queda únicamente en los restaurantes ya que Virgilio lleva a cabo un proyecto llamado Mater Iniciativa, el cual busca experimentar y dar a conocer la biodiversidad de Perú desde una perspectiva gastronómica. 

    Este crecimiento económico (y gastronómico) no ha pasado desperdiciado en Europa. Los contactos con los países sudamericanos son cada vez más frecuentes, ya no solo por aperturas de restaurantes tanto en un continente como en otro, sino por colaboraciones y patrocinios. Por ejemplo, recientemente uno de nuestros grandes chefs, Eneko Atxa, acogió en su casa de Larrabetzu a Virgilio para ofrecer un menú reflejo del intercambio de ideas entre ambas culturas, o bien muchos grandes chefs de estos países han basado su formación en países como España; así pues, empresas españolas como Silestone, Telefónica o BBVA han querido formar parte de esta revolución ejerciendo papeles como patrocinadores (por ejemplo el Roca on Tour de la mano del BBVA). Pero no solo la revolución está en el plato ya que sus vinos crecen a un ritmo sostenido, avanzando dando pasos sobre seguro.

    En mi opinión estos países sudamericanos gozan con una amplia variedad de alimentos y con tradiciones gastronómicas muy nutridas, pero creo que necesitan empaparse de la cultura europea en la mesa para evolucionar en la senda de la calidad. ¿Pensáis que es necesaria esta "visión europea"? ¿Son estos países los futuros exponentes de la buena mesa? La suerte que tienen es que esta todo por hacer, entiéndase como "todo por innovar" y gozan de la ventaja de tener un espejo en el que mirarse: Europa, y si quiero ser más conciso, España. Creo firmemente en la globalización de la gastronomía, apoyado con el crecimiento de las nuevas tecnologías. ¿Creéis que a la cocina sudamericana le falta o le sobra algo?

    Me parece que en la próxima década deberemos tener un ojo pendiente de lo que suceda al otro lado del Atlántico…

    Un saludo, Máximo.

     

Relacionados
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar