Ribera del Júcar

3 respuestas
    #1
    Lu.Abad

    Ribera del Júcar

    ¿Aprobada..., por aprobar?
    ¿Conoceis algún link relacionado con el tema?
    Gracias por la información.
    Un cordial saludo.
    Lu

    #3
    Paco Higón
    en respuesta a Lu.Abad

    Ribera del Júcar. Nota de Prensa de la DO

    Ver mensaje de Lu.Abad

    OJO: es larguito....

    La Consejería de Agricultura y Medio Ambiente aprueba “Ribera del Júcar”, una nueva denominación de origen de vinos –la novena en tierras castellano-manchegas– que dispone de una extensión de 9.141 hectáreas.

    El consejero, D. Alejandro Alonso, presentó hace pocos días la Orden que establece las normas regulatorias de la producción de vino en esta nueva Denominación.

    Alonso manifestó su satisfacción por poder presentar una nueva garantía de calidad y origen en la región, ya que “demuestra que nuestros vitivinicultores están haciendo un gran esfuerzo por mejorar sus producciones, por adaptarse al mercado y al gusto de los nuevos consumidores, y están apostando decididamente por la elaboración de vinos de calidad”.

    En este sentido, Alonso indicó que “el Gobierno de Castilla-La Mancha siempre va a apoyar aquellas propuestas del sector vitivinícola que cumplan los dos objetivos básicos de nuestra política en materia de vinos: la defensa de nuestro patrimonio vitícola y el impulso de la calidad de los vinos más la mejora de los procesos de comercialización”. Añadió que “estos dos pilares en los que hemos basado nuestra política, junto al esfuerzo realizado por el sector, es lo que ha permitido que nuestra región alcance la posición de vanguardia en la que nos encontramos”.

    Los municipios productores de vino situados en la zona ribereña del Júcar, al sur de la provincia de Cuenca (Casas de Benítez, Casas de Guijarro, Casas de Haro, Casas de Fernando Alonso, Pozoamargo, Sisante, El Picazo), han reivindicado en todo momento las peculiaridades específicas y diferenciadas de sus vinos, derivadas de las condiciones geográficas y orográficas de sus tierras, la composición de las mismas y de su propio microclima.

    Esta convicción respecto a su peculiaridad ha hecho que se haya promovido, entre los responsables de Cooperativas y productores y elaboradores de vino de esta Zona Vitivinícola, la adopción de una Denominación de Origen propia - Ribera del Júcar - que le permita presentar y dar a conocer a clientes y al mundo del consumo de vino sus características distintivas. La Denominación de Origen “Ribera del Júcar” debe servir para propiciar una mejor entrada de sus vinos en el mercado de vinos de calidad y, consecuentemente, mejorar la rentabilidad de las explotaciones y de las propias empresas de elaboración.

    Ribera del Júcar, más de 9.000 hectáreas de viñedos
    Esta iniciativa surge hace aproximadamente año y medio, cuando un grupo de cooperativas elaboradoras de vino, bodegueros particulares y ayuntamientos de la zona sur de la provincia de Cuenca deciden impulsar la creación de una nueva D.O. bajo el nombre de Ribera del Júcar, con el fin de diferenciar en el mercado los vinos de esta zona.

    Así, a finales de diciembre de 2001 se creó el Consejo Regulador provisional, presidido por Rosa Chazarra. El objetivo era definir jurídica y reglamentariamente la nueva Denominación, así como realizar los estudios técnicos que avalaran la diferenciación de estos vinos respecto a otros y el potencial vitivinícola de esta comarca conquense.

    Ribera del Júcar cuenta con una superficie de 9.141 hectáreas de viñedos, situados en los municipios conquenses de Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Casas de Haro, El Picazo, Pozoamargo y Sisante.

    Las variedades de uva que se incluyen en esta denominación son todas tintas: Cencibel o Tempranillo, Cabernet sauvignon, Merlot, Syrah y Bobal. La transformación de estas uvas se realizará en bodegas situadas dentro de la zona de producción y se elaborarán los vinos “joven”, “tradición” y “crianza”, todos ellos de acuerdo con los métodos de vinificación, acidificación y elementos físico-químicos que se establecen en la Orden de creación de esta Denominación.

    En cuanto a los rendimientos, la Orden señala que serán de 63 hectolitros por hectáreas, en el caso de viñedos con conducción en vaso o en cabeza, y de 70 hectolitros por hectárea en los vinos procedentes de parcelas con conducción en espaldera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar