Qué mozos éramos! Con Madelon nos gustaba el vino.

3 respuestas
    #1
    PedroCarroquino

    Qué mozos éramos! Con Madelon nos gustaba el vino.

    Quién iba a pensar que tras años de silencio, nunca le habia hecho caso a los tintorros del Jura salvo excepciones con los "jereces antiguos" que encandilaron a los romanos por los chatóchalon, pero algunos de Ganevat me han dejado a gusto, se multiplica como champiñones, pero que caiga ahora en mis manos un Madelón, despues de haber desfilado con un mauser y un cetme, el estribillo "arreglao" era una flipada, pero el vino puede dejaros un sabor de boca juvenil, maravillosamente refrescante, ciruelas y caramelo.

    Cosas que nos topamos en la vida a estas alturas.

     

    @Malditovino

    #3
    Ralfilauren

    Re: Qué mozos éramos! Con Madelon nos gustaba el vino.

    No he pecado de hacer caso omiso a los tintorros jurásicos pero sigo decantandome por los áureos, zona hoy día tendenciosa en tiempos donde lo tradicional se está volviendo tendencia.

    "Fanfan" Ganevat, icono de prescriptores frescos y actuales, etiquetas de culto para amantes del vino, moderneo de autofoto, de autoretrato.

    He disfrutado mucho de alguno de los vinos de su infinito horizonte cristalino, me arrepiento infinitamente de no haber cifrado los números de mi tarjeta de crédito cuando su Les Vignes de mon Pére costaba 40 cuartos.

    Santé.

     

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar