Foro de Vino > Crónica del Wine Market de N.06 Store Bar Restaurant (Donosti, 3/12/18)

Siempre es un placer poder asistir a eventos que aglutinan proyectos vinícolas

<< Volver al mensaje 'Siempre es un placer poder asistir a eventos que aglutinan proyectos vinícolas'

#1
Tantra84

Crónica del Wine Market de N.06 Store Bar Restaurant (Donosti, 3/12/18)

Siempre es un placer poder asistir a eventos que aglutinan proyectos vinícolas emocionantes como los que se dieron cita en la donostiarra tienda de N.06, organizadora de este “mercado navideño”. Si además, la asistencia es gratuita, sólo cabe agradecer la generosidad a los responsables del evento y a las bodegas que aportaron sus vinos y su tiempo, escaso en estos días de locura prefestiva.

Se dieron cita en este “mercadillo” 8 bodegas de la península, de las cuales reseñaremos 7, ya nos perdonarán los compañeros de la bodega restante por habernos decantado por otras referencias más conocidas.

DOMINIO DO BIBEI (DO Ribeira Sacra)

La bodega Orensana se trajo tres de sus referencias, con dos denominadores comunes: finura y juventud: Lalama ‘14 (ya la conocíamos), Lacima ’14 (Top) y Lalume ’16 (2º añada en Ribeiro). Los tintos se presentaron fragantes (especialmente la mencía Lacima), aunque con el tanino aún joven (secante). El que más nos gustó fue el blanco de Treixadura Lalume ‘16, todo un cuchillo en la boca (cítrico), pero muy sápido y con un volumen notable. En unos meses estará fantástico.

CAMPOLARGO VINHOS (DOC Bairrada, Portugal)

Tenía curiosidad por probar vinos jóvenes de esta DOC, de la cual sólo había probado blancos maduros (90s). Las castas blancas de Bairrada (Arinto, Bical, Cercial) son poco aromáticas, pero en cambio tienen un gran potencial de guarda por su acidez natural, similar a lo que ocurre con la Viura riojana.

La bodega se trajo sus monovarietales blancos, que fermentan en tinos muy viejos de 4200 L y no llevan crianza en barrica: Bical ’17, Arinto ’16 y Cercial ’15. Los tres se presentaron cerrados (el Bical con una nariz más floral), muy jóvenes aún. También probamos un Espumoso Bruto ’15 de Pinot Noir, rosado con un curioso aroma a mosto y supongo que un degüelle reciente, ya que la burbuja era potente. El más interesante fue el tinto Rol de Coisas Antigas ‘15, multivarietal de 7 castas tintas que ya se utilizaban en el S.XIX (salvo un par de ellas desaparecidas y sustituídas por la alfrocheiro y la tinta pinheira). Poca extracción, balsámico en nariz, boca con finura y persistencia. Atractiva y curiosa etiqueta además.

BODEGAS FRONTONIO (DO Campo de Borja, VT Valdejalón)

El equipo de Fernando Mora (reciente Master of Wine) se trajo un buen abanico de sus gamas básica y media, que nos gustaron por su expresión austera y sin maquillajes de las uvas utilizadas (Macabeo, Garnacha y Cariñena). Probamos su garnacha de rotación El Casetero ’17, muy frutal en nariz y con mucha ligereza en boca. De su gama Frontonio comenzamos con el Microcósmico Macabeo ’16, recto y con cierta “mineralidad”. Su “village” Telescópico Macabeo-Garnacha Blanca ‘15 (con 10% de Viognier) mantenía la austeridad con un punto más goloso y buena capacidad gastronómica. Entre los tintos, probamos el Microcósmico Garnacha ’15, garnacha menos frutal, más balsámica y trabajada; así como el Telescópico Carignan ’16, persistente y con tanino joven que pide comida.

Pequeñas producciones, vinos sin maquillajes y búsqueda de la singularidad. Me hubiera gustado probar su Garnacha Telescópica por comprobar las distintas gamas (rotación, mezcla y vinos de pueblo). De lo probado, me quedo con el Telescópico Macabeo-Garnacha Blanca ‘15

AT ROCA (DO Classic Penedes)

Cambiamos de planta (se distribuyeron 4 bodegas en cada planta) y llegamos a la que para mí ha sido el descubrimiento de la jornada. Su estupendo AT Roca Reserva (probado en la añada ’15 en lugar de la ’16 presentada) me sorprendió por su calidad, a pesar de tomarlo joven, pero es que su AT Roca Rosat Brut Reserva ’16 (Degüelle 8/18) me ha parecido aún mejor: Burbuja integrada, fresco, super gastronómico y con un equilibrio impresionante para llevar apenas 3 meses embotellado. Me ha roto los esquemas, pues normalmente los cavas con menos de 6 meses de botella desde el degüelle no están aún redondos. Me ha encantado además que se elabore con variedades locales (50% Macabeo, 50% Garnacha tinta), demostrando que no hace falta recurrir a la Pinot Noir para encontrar elegancia en el coupage; Las sorpresas han continuado con el AT Roca Esparter Brut Nature Reserva ’14, 100% Macabeo con 4 años en rima y un 50% del vino fermentado en barrica usada. Muy superior al Torelló Mata con barrica y nada que envidiar a otros cavas de Paraje de precio notablemente superior; Finalmente hemos probado un cava que aún no se ha comercializado, el AT Roca Pedregar ’15, rosado de garnacha tinta 100% que de nuevo me ha conquistado por su sutil vinosidad, su nariz fragante y su redondez. Muchísimo nivel. Además, ha sido una de las dos bodegas (casualmente mis preferidas) que se ha traído al elaborador, el propio Agustí Torelló Roca, chaval joven y encantador que ha sabido transmitir la pasión puesta en sus vinos. ¡Enhorabuena!

DONIENE-GORRONDONA (DO Bizkaiako Txakolina)

Una de las bodegas que se ha traído toda su gama, lo cual es muy de agradecer. Ha confirmado mis sensaciones como una de las mejores bodegas de la DO. Ya conocía sus Doniene blanco y tinto (txakolís que expresan muy bien la tipicidad de las Hondarribi zuri y beltza), por lo que he probado las siguientes referencias: Doniene Ondarea ’16, txakolí fermentado en barrica que me ha gustado especialmente por la cremosidad que aportaba la madera sin esconder la fruta. Un punto más de complejidad sobre el Doniene básico y uno de mis favoritos. El Doniene XX ’16 es una mezcla de 3 parcelas con crianza de 6 meses en barrica. Comentábamos que en boca estaba en una fase mesetaria, algo monolítico, pero nos ha gustado mucho su complejidad y sapidez. Sin duda alguna, txakolí de guarda, de los pocos que se pueden encontrar en Euskadi. El siguiente ha sido el Doniene Apardune ’15, elaborado con un 30% de Folle Blanche, uva tradicional de la región francesa de Cognac. Un espumoso con burbuja aún por integrar pero que nos ha parecido de gran versatilidad para una comida. De las elaboraciones más sorprendentes, junto con el último probado, el Doniene Iri ’17. Txakolí de una parcela muy especial sin sulfitar, con una acidez absolutamente brutal y un aroma tremendo a pera. Un txakolí diferente y sin medias tintas: o te gusta, o no (en mi caso, lo segundo, aunque reconozco su singularidad). Bodega supercompleta que además cuenta con destilería propia, sin duda la anotamos en nuestra agenda para visitar el año próximo.

BODEGAS ZÁRATE (DO Rias Baixas)

Otra de las bodegas que se ha traído a su enólogo, en este caso al gran Eulogio Pomares, referente indiscutible de los albariños de calidad. Ha sido un auténtico placer escucharle, un tipo sin pelos en la lengua, super didáctico y con tremenda generosidad: Se ha traído casi todas  sus referencias parcelarias de sus tres proyectos (Zárate, Eulogio Pomares y Fento Wines), algunas incluso en formato mágnum (Zárate Balado y Zárate El Palomar) y sólo dos básicos (excelentes por otra parte). De estos últimos, nos ha cautivado especialmente el Fento Wines Xabre ’16, un 85% mencía de Ribeira Sacra perfumado y sutilísimo. Además de ellos, el delicioso Eulogio Pomares Carralcoba ’17, albariño criado en barricas de castaño que pese a su juventud posee una elegancia impresionante. De Zárate, ha sobresalido El Palomar, disfrutable aunque con cuerda para muchos años todavía. Sus tintos, al igual que me ocurre con los txakolís, me siguen pareciendo excesivamente verdes, faltos de la elegancia que caracteriza a sus blancos. Pese a ello, un privilegio compartir charla e impresiones con este grande. Bodega de visita obligatoria cuando vayamos por Pontevedra.

OLIVIER RIVIÈRE (DOs Rioja y Arlanza)

Llegamos a la última bodega con el lastre de haber catado anteriormente casi 30 vinos, por lo que nuestra valoración de los mismos está condicionada. Agradecer enormemente al distribuidor de los vinos de Olivier haberse traído toda la gama, incluyendo Tops como Losares, Pozoalto, Las Viñas de Eusebio o Mirando al Sur, que lamentablemente se había terminado en la sesión matutina. Podemos decir que la mayoría de estos “Grand Cru” del 2016 estaban todavía muy jóvenes, aunque dejaban intuir el tremendo potencial que poseen. Vinos únicos con coupages y elaboraciones poco habituales (Garnacha y Mazuelo en Ganko o la crianza de Viura en botas de Jerez para Mirando al Sur). Curiosamente, el que más nos ha gustado ha sido Las Viñas de Eusebio ’16, un monovarietal de Tempranillo de enorme elegancia y profundidad. Gabaxo, con su garnacha procedente de las tres zonas de Rioja (único vino riojano que posee esta característica), también nos ha gustado mucho. Sus vinos parcelarios de Arlanza (El Cadastro y el Quemado), al igual que los Grand Cru riojanos, también se han mostrado con el tanino joven aún (nuestras papilas gustativas no estaban ya para muchos trotes, ojo).

 

Agradecer enormemente a los artífices de este encuentro vinícola su generosidad y felicitar a los viticultores y enólogos por la enorme calidad de los vinos ofrecidos. Un placer que esperamos repetir el año próximo.

 

<< Volver al mensaje 'Siempre es un placer poder asistir a eventos que aglutinan proyectos vinícolas'


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar