Inventan un vaso de cerveza contra antisociales

8 respuestas
    #1
    Santi Albert

    Inventan un vaso de cerveza contra antisociales

    Un bar en Brasil se inventa la genial idea de un vaso que ellos llaman "The Offline Glass" para prevenir que los más "antisociales" toqueteen el móvil mientras se está en compañía.

    El invento consiste en un vaso cortado por abajo, que necesita un apoyo para mantenerse en pie. La intención es que este apoyo sea el teléfono móvil para no caer en la tentación de usarlo.

    Os dejo un vídeo: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=7VM6IOOtK-Y

    No es mala idea...pero más de un listo no entenderá la intención y se llevará una cuña al bar para sujetar el vaso xD

    ¿Qué os parece la idea? ¿Suele pasaros mucho esto de estar con amigos tomando algo y que alguien esté más pendiente del móvil que de la gente que le rodea?
    Entre los más jóvenes es muy habitual...

    Saludos!

    Twitter: @santinoalbert

    #2
    labajos
    en respuesta a Santi Albert

    Re: Inventan un vaso de cerveza contra antisociales

    Ver mensaje de Santi Albert

    Pues es como una plaga, es realmente patético ver en una mesa a cuatro comensales como verdaderos autistas sin hablar y pendientes exclusivamente del móvil y ello por no hablar de la gente que se lo lleva hasta a la playa y se pasa las horas muertas manejando el dichoso aparatito sin mirar siquiera a su pareja o "ser humano" que tenga a su vera y que, en teoría, le acompaña. Saludos.

    #3
    Elmesias

    Re: Inventan un vaso de cerveza contra antisociales

    Curiosa idea.
    Aunque si te sirven la copa chorreando no creo que pongas el movil debajo, jeje

    #6
    Hambrebuena
    en respuesta a Santi Albert

    Re: Inventan un vaso de cerveza contra antisociales

    Ver mensaje de Santi Albert

    Buena intención hay en este invento, pero dudo que la gente que se estima un poco el móvil ponga la cerveza encima con el consecuente riesgo de mojarse y HORROOOORRR!! Estropear el móvil??

    La verdad es que estamos llegando a un punto de dependencia del móvil que es hasta vergonzoso: en el bus, en el metro, en el curro, en restaurantes y terrazas, etc. En fin, es triste y no sé dónde vamos a llegar! Y cuando veo a chiquillos que no tienen ni 5 años y ya están enganchados al móvil de sus padres... penoso!

    Y no estaba muerto no, no! estaba tomando cañas!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar