Vino Abadia Retuerta Pago Garduña 2010: Pago Garduña 2010: Plenitud y concentración de la syrah en el Duero


Tiene un color granate de capa muy alta y un ribete de tonos violáceos singulares, signo inequívoco de syrah.

En nariz tiene una intensidad media y unos aromas muy agradables, especiados y ricos. Sale vainilla de primeras para dejar paso a una fruta madura negra, un punto vegetal, notas de eucalipto y menta e incluso notas cremosas de natillas. A copa movida saca verdura asada y pimiento verde asado. Es complejo, con buen equilibrio y buena finura. Es una madurez con buen nervio, una madurez que engancha.

En boca aparece fruta dulzona, junto a una buena acidez bien madura. El tanino que saca consigue equilibrar esa untuosidad, dejando recuerdos de ciruela negra y aportando notas aterciopeladas. Le sigue un verdor en boca que le aporta mucha frescura y complejidad. Tiene un final cálido, verde y sedoso.

Tras una hora descansando en la copa, esta syrah se convierte en concentración y claras notas de café muy agradables.

Catado durante la Experiencia Verema Bilbao 2015: "La madurez de Abadía Retuerta a través de sus vinos de pago"

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar