Vino Rioja Alta Gran Reserva 904 1970: ... gracias Baco!!!!


Pues hace tres años y medio que colgamos la última valoración de esta maravilla riojana, recién llegados a Ecuador. Veamos esta botella qué tal pues tiene el nivel de líquido un cm por debajo de los hombros y eso nos tiene preocupados. Intentamos abrir la botella con el abridor de lamas pero la parte inferior del corcho se nos quedó adherida al cuello de la botella. Al final pudimos retirarlo por completo sin que cayese corcho al líquido. Dejamos respirar por espacio de 1 hora y media y servimos a 18°C.

VISUAL: Precioso color rojo picota de capa media-alta con una ligerísima turbidez. Ribete amplio en tonalidades teja anaranjado (92).

OLFATIVA: Decir que tras hora y media aún encontramos fragancias rancias algo desagradables por lo que decidimos esperar un par de horas más. Transcurrido ese tiempo el vino ha cambiado olfativamente para bien por fortuna. A copa parada emana aromas minerales de arcilla mojada y fúngicos de trufa negra. Al agitar el líquido hay notas viejunas a desván, alcanfor, saco viejo, cuadra, crin de caballo, hojarasca húmeda y apuntes sanguíneos. A continuación encontramos especiados de fenogreco y clavo así como variados recuerdos terciarios a cuero curtido, duelas envinadas, chocolate negro y tabaco de pipa. Probablemente está en su límite pues si duda el aire que ha entrado lo ha hecho evolucionar prematuramente. Todavía se intuye un sutil tufillo rancio de fondo, pero débil, ya no molesta. De intensidad media-alta y con una enorme complejidad (91).

GUSTATIVA: Ahora bien, en boca es la re-leche!!!... mantiene una monumental acidez y una tremenda amplitud, mucho mejor que la anterior fase, brutal!!. Presenta una cierta carnosidad, untuoso y con los taninos maravillosamente dulcificados. Tacto suave y sedoso, muy amable. Vino de gran estructura, corpulento y muy vivo, enérgico diría yo o "con mala hostia" que diría el maestro Helios. Retronasal con recuerdos a guindas en licor, apuntes especiados y fúngicos pero todo acompañado con una marcada presencia de la barrica. Su longitud es inaudita, algo más de cuatro minutos de intensa persistencia con un post-gusto amaderado y terroso de mucha personalidad. Tras cada sorbo deja claro que se trata de un vinazo de una gran añada y de una excelente bodega. Esa acidez es electrizante, qué barbaridad amigos, cómo se mantiene en el paladar, tremendo vinazo!. Creo que ha sido un acierto abrir ya esta botella pues en nariz nos estaba avisando pese a que en boca ha sido colosal... gracias Baco!!!! (97).

La RCP fue excelente. Conseguí dos botellas en Enero de 2014 por 23 euros cada una, increíble. Nos queda ya solo una, la de mejor nivel hemos guardado.

MARIDAJE: Nos ventilamos nuestra botellita en tres ágapes. La estrenamos con una escudella catalana con virutas de paletilla ibérica de bellota. Espectacular combinación, sabores grasositos y animales perfectamente compenetrados con las notas fúngicas. En la segunda ocasión lo tomamos con un arroz caldoso de langostinos, corvina y sepia. Alucinante el maridaje, la sedosidad del vino y sus notas especiadas armonizaron deliciosamente con los apuntes marinos de nuestro caldoso. Y por último, cómo no!, nos la terminamos con nuestro recurrido surtido de ibéricos. Para llorar amigos cuando maridas estas joyas viejunas, tan redonditas y con esa corpulencia con los intensos sabores cárnicos de un enorme plato de ibéricos... Madre de Dios!!!

Salud-os!!

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Expatriator69

    Fotos:

    • Nuestro vinazo!!!

    • Nivel de líquido preocupante...

    • Catado a 17 - 18 °C

    • Espectacular su color

    • Con la escudella de galets

    • Con el caldoso de langostinos

    • Con el embutido ibérico

  2. #2

    Polidori

    Hola que hay buenos días, increíble que un vino tan viejuno esté tan bueno, enhorabuena por la descripción tan detallada y por haber disfrutado de ése vinazo con tus amigos.

  3. #3

    Expatriator69

    en respuesta a Polidori
    Ver mensaje de Polidori

    Si te aficionas al mundo viejuno estás perdido, es como el lado oscuro, ya no se sale, je,je... En serio, hay auténticas reliquias imposibles de comparar con ningún vino actual, son sensaciones únicas que vale la pena disfrutar.
    Salud-os!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar