Vino Rioja Alta Gran Reserva 904 1970: Un vinazo de verdad, redondez, suavidad y robustez, un vino para recordar.


Esta es la última botella de vino español que nos queda antes de nuestras vacaciones de Septiembre. Hemos dejado para el final a la estrella del equipo, un Rioja Alta Gran reserva 904 de la gran añada de 1970. La botella presentaba un nivel fantástico, sin pérdidas. Sin embargo el corcho, tan solo con tocarlo con el abridor de lamas, se deslizó hacia abajo, cayendo en el líquido. Lo decantamos y lo catamos tras una hora de aireación a 18°C.

VISUAL: Posee un color rubí bastante atejado, de capa media, sin apenas diferencia con el menisco y de ligera turbidez. De lágrima muy transparente y densa. La intensidad del color algo inferior que la de otros vinos de la misma añada, quizás por ese porcentaje de viura que lleva. A tener muy en cuenta que el vino tiene una buena cantidad de poso. Manejar con cuidado y recomendable tener 24 horas de pie la botella antes de su apertura, como mis maestros "veremeros" me han recomendado, vamos.

OLFATIVA: Al principio se muestra algo tímido, con una intensidad media, presentando a copa parada notas herbáceas de tomillo de monte e indicios de tabaco de pipa. Al agitar ... madre mía!! ... se abre como un libro, como si estuviera ansioso por mostrar el sinfín de secretos organolépticos (perdón por el palabro) que celosamente guardaba embotellado. Aparecen cueros viejos, notas de café, de pimienta negra y clavo… evolucionando constantemente. Ahora es el turno de la madera, y es que más de seis años de crianza en barrica tienen mucho que decir. Se nos presenta aportando fantásticas notas ahumadas e incorporando cierta mineralidad, tinta china, tierra húmeda, piedras de rio, aderezado todo con un recuerdo licoroso de guindas. La fruta no se muestra en demasía aunque se encuentran unos sutiles recuerdos de pan de higo con almendra. Las sensaciones finales son especiadas, de canela y vainilla, armonizando el conjunto. La verdad, un sin parar de fragancias en nariz, abrumador. Un bouquet digno de esta grandísima bodega y de los mejores tempranillos riojanos. Una maravilla.

GUSTATIVA: El paso por boca es delicado, amable y sedoso, “amoroso” diría yo… pero al instante se muestra como lo que es…un GIGANTE…de titánica estructura, con una potentísima acidez mantenida intacta pese a sus 44 años, prodigioso!!. Vino redondeado donde los haya, con los taninos domados y un cuerpo robusto y aterciopelado a la vez. La simbiosis de la fruta y la madera es digna de culto, que maravilla!!. Ahora sí se aprecian notas frutales, a moras negras muy maduras y de nuevo esos higos secos. El retronasal es un tanto licoroso y especiado, con el tomillo, la pimienta y la vainilla muy presentes. Al final, se aprecian notas de flores marchitas y sugerentes terciarios de cuero, tabaco y madera, ese roble que lo redondea todo. La persistencia es interminable, de más de tres minutos. Un vinazo de verdad, redondez, suavidad y robustez, un vino para recordar.

De sobresaliente alto, fantástico, y lo mejor…que queda alguna botella más. Por la acidez que presenta a buen seguro aguantará unos años a buen nivel creo yo.

La RCP fue excelente, conseguí estas joyas por 22 euros la botella.

Lo maridamos con una paella valenciana en la India, je,je…con sus “bajocones” y todo. Es lo que nos pedía el cuerpo con tal exquisitez de vino, una despedida parcial grandiosa. Disfrute y goze para el recuerdo. Genial este 904 del 70 !!!

Pd: Dejo unas fotos colgadas en un comentario…

  • En copa

  • Paellita y 904....

  • Rioja Alta 904 GR 1970

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Expatriator69

    Las fotos:

    • detalle etiqueta

    • En copa...

    • La botella...buen nivel

    • Paellita y vinazo...

  2. #2

    Obiwan Ferran

    Vaya pinta que tiene esa paella "india" ;-) Qué bien te cuidas por esos lares, amigo! Saludos,

    Ferran

  3. #3

    Expatriator69

    en respuesta a Obiwan Ferran
    Ver mensaje de Obiwan Ferran

    Ja,ja,ja...se hace lo que se puede...En 4 días la podré hacer en "mi caaaaaaasaaaa"...con leña de naranjo y arroz bomba, como Dios manda vamos...que no es ni parecido a lo que podemos hacer aquí claro. Pero bueno, nos defendemos y si se acompaña con semejante vino...es una delicia.
    Saludos Maestro!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar