Cava Tantum Ergo Pinot Noir Rosé 2011: Para la tarta


En una celebración onomástica familiar recurrimos de nuevo a uno de los cavas de cabecera, de nuestra tierra y con ese punto vinoso que siempre agrada a los bebedores de vino, aunque bien es cierto que también va cargado de fresitas y chuches que le hacen maridar mejor con la tarta con velas que con la paella previa.
Esta botella andaba un poco de descontrolada gasificación, o se había movido demasiado en los momentos previos, pues incluso hacia el final de la botella persistía un punto de gas en exceso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar