Vino Rioja Alta 890 Gran Reserva 1981: ¿La botella o ya en su límite?


Rubí atejado con capa media.
Nariz de media intensidad y cierta complejidad, de corte desarrollada y madura. Notas de guindas en licor, trazas de piel curtida, especias, tabaco de pipa, caza de pelo, algún atisbo balsámico, granos de café. Corte clásico y más terciario, con elegancia y expresión, quizá algo falto de profundidad.
En boca es un vino fino y elegante, con acidez, redondo, mineral, dejando en el final recuerdos especiados, ahumados y de frutas licorosas, con un tanino ya fundido en un conjunto armónico y elegante, pero algo más cansado de lo esperado por la referencia y la añada. Redondo y accesible, con una buena persistencia.
Este 890 nos ha provocado la duda de si había un problema de botella o es que el vino es así y viendo el comentario anterior nos inclinamos por lo segundo, el vino resulta impecable por redondez y elegancia pero tiene menos fuerza y pegada de lo esperado, está ya en su cénit y en lento declive. Habitualmente la añada 81 nos parece superior a la 82 en Rioja, con vinos que han llegado ahora mucho más enteros, pero curiosamente en La Rioja Alta nos gustan más los 82.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar