Vino Inurrieta cuatrocientos. 2007: En formato Magnún el doble de mejor...


Aroma fragante, en principio quizás no muy intenso, pero marca y señala muchos matices. Aroma sanguino, frutal, fino aspecto de pimentón tostado, pimiento rojo, fruta negra en mermelada, la roja algo más fresca, rico aspecto balsámico. Se siente la cremosidad, la finura, un toque de elegancia y potencia. Surge en el fondo un delicado aspecto animal, a cueros, tapado por el de laurel, mentol y una fina y rica madera tostada y algo especiada. Muy al tiempo, vuelves a el y surge un fino aroma especiado, muy elegante de una fruta rica en sazón, en compota, lo que surge es el bosque y se muestra mucho más sabrosa, incluso hay frescura en las notas de crianza, sientes las grosellas.

Boca poderosa, con nervio, fresco y jugoso, tanino consistente y redondo, maduro, paladeas, sale la fruta con poder y mando,la madera se muestra con mucho respeto, en segunda línea, especiada y balsámica. La acidez viva y fija, que unida y bien tramada con el vino, lo torna jugoso, chispeante, picante, es una sensación maravillosa, porque eleva y ensalza el conjunto, el vino se agarra, llena, satisface. Deja un regusto a café, sin los pelmas toques tostados, es un final, algo descarado,claro, directo. Una gozada.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar