Vino Ochoa crianza 2009: Un tempranillo con diferente aroma


Después de 1 semana de tener la botella abierta todavía se perciben aromas de varietal de tempranillo con aquella sutil piel de pomelo que nos predecia la enóloga Adriana 8A.
La botella, con su etiqueta y contraeqtiqueta minimalistas, muy acordes con el vino moderno q vamos a catar, además del corcho muy bueno.
VISTA : color de cereza picota madura, de capa media-alta, con menisco de rubí cardenalicio, limpio y brillante, y lágrima q sutilmente tiñe la copa y baja lentamente, un tanto glicérica.
NARIZ: un gran aroma a fruta como la mermelada de ciruela, a guindas con Armagnac y a frutas de moras y, sobre todo, a piel de pomelo tal como nos indicó Adriana. Un poco diferente de los aromas primarios de la tempranillo, seguramente debido a la cubierta vegetal de la parcela donde estan plantadas las cepas. En los aromas secundarios se perciben los brioxes de pasteleria y algo de mantequilla, y en los terciarios un sutil aromas de madera, cacao y chocolate negro.
BOCA: Tiene un ataque muy bueno y llena la boca, sin empalagar, es muy fresco y sin astringencia ni el los dientes ni en el paladar. Su acidez casi ni se nota peró tiene la suficiente para durar unos 10 años de vejez. Su retrogusto es de unas pocas caudalias, dejando un regusto un poco salado y de hierba de sotobosque.
Es un vino q invita a beber una y otra copa por lo fresco y a acompañar unas patatas a la riojana con excelente chorizo.
Su RCP es de excelente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar