Vino Conde de Valdemar Crianza 2008: Vino para no fallar


Un vino para no fallar porque es un vino que cumple bien los valores medios de todo: color, aromas y boca.
No es un vino para apuntarse en la libreta de vinos para siempre, pero es un vino que tiene la suficiente buena elaboración para no fallar en nada y ese término medio que en su momento hizo que Rioja gustara al todo el mundo y pareciera sinónimo de calidad enfrentado a uvas y elaboraciones más agresivas y contundentes.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar