Otro buen Ribeiro.

Amarillo pajizo con destellos verdes, limpio y brillante.

En nariz es de media intensidad y complejo. Presenta mucha fruta, blanca fresca como manzana verde, albaricoque y piña. Ligeras notas herbáceas, flores blancas, todo ello sobre un fondo cítrico y de piedra mojada.

En boca es fresco, paso de boca ligero, gran acidez, final afrutado con ligeras notas amargas dejando un recuerdo mineral bastante intenso, muy rico.

Me encanta este vino que no puedes parar de beber, 100% recomendado.

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar