Dará que hablar

Amarillo limpio y brillante con tonos casi dorados dejando abundantes lagrimas.
Agradable de intensidad creciente a medida que pasaba el tiempo. Fino, destinguido y frutal, aromas a peras y manzanas amarillas.
Sorprendente, seco, acido y untuoso,largo y algo salado.

Maridado con gambas rojas y gambitas blancas, excelente, resaltando todas sus virtudes, no ha quedado ni gota.

Un placer, la próxima no me la pierdo.

Saludos.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar