Vino La Palma Blanca: Mejor de lo que lo recordaba


Botella borgoñona de 50 cl con boca de elevado resalte. Cierre de madera a presión (que permite servir una copa, tapar y a la nevera). 

Botella de Lote L-14/15 (del año 2015).

Servido a unos 6-8ºC.

Visual

Amarillo dorado ni oscuro ni claro, limpio, brillante y de bonita, fina y muy abundante lágrima, de lenta caída. 

Buen packaging (incluso en la modalidad sin virutas de oro comestible) y bonita visual. (8,8)

Nariz

De buena intensidad incluso frío, potentes notas de miel, fruta blanca madura y dulce, orejones, notas de cítricos (naranja sanguina) muy maduros, tarta de manzana y ligeros balsámicos. 

Muy buena nariz, en intensidad y en complejidad. (8,8)

Boca

Ataque frutal y fresco, de buena acidez (media-alta), de dulzor notable pero, a la vez, controlado y comedido, nada empalagoso, densidad media plus, volumen medio, buen cuerpo y estructura media-alta. 

El paso por boca es dulce pero sin excesos, equilibrado, sutilmente mineral y elegante.

El final es bastante largo y frutal, equilibradamente dulce, sabroso, goloso, apenas licoroso y con un postgusto y retronasal ligeramente mentolado que lo redondean estupendamente bien.

Muy buena la boca. Me ha sorprendido para bien pues pensaba sería bastante más licoroso y dulzón de lo que realmente es. (9)

Su PVP ronda 9-10€. Muy buena RCP para lo que ofrece.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar