Garnacha y shiraz, qué bien (como otros)

Deberia decantarse (emio) por lo que ha tardado en abrirse pero la cereza negra que muestra, esos hongos y malezas, las plantas de garriga, matorral y especias dulces (no muy picantes) juegan muy bien en boca y atrae su variedad de matices. Hay un final de aceite
o de barro para aliñar que deja una curiosa impresión al final. Sin duda un buen vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar