Vino Lar de Paula Cepas Viejas 2005: Un buen vino


Visual:
Diseño gráfico y vestimenta muy, muy atractivos: etiqueta que predispone a beber el vino con la lectura de "Rojo y negro" de Stendhal, un corcho muy aceptable, y una información adecuada en la contraetiqueta. Cumple excelentemente el papel de "tarjeta de presentación"...
Capa media-alta, poco glicérico, apunta a un menisco ligeramente acuoso. Muy limpio.

Nariz:
Lácticos y un toque a acetona/caucho de soporte olfativo en la entrada.
La aireación da paso a las notas de fruta (ciruelas pasas), los balsámicos y tostados.
El toque alcohólico se difumina de manera rápida, y deja un aroma más tenue y elegante...Complejidad como resumen, con unos azúcares elevados, propios del viñedo que nutre este vino.

Boca:
Extraña en principio la entrada, que genera un retroceso fuertemente vegetal y con taninos aparentemente poderosos. Al segundo trago, cambia radicalmente la sensación: elegancia, paso fluido, con un nivel algo subido de azúcar, que no oculta la componente frutal del vino.
La acidez, en su justo término, y un sabor a barrica bien trabajada, a ensamblaje acertado.

Vino de empaque, con versatilidad para cualquier maridaje.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar