Vino Prado Enea 2004: En buen momento


Su añada le delata especialmente en visual donde nos encontramos el paso del tiempo más acentuado. También en su olfativa con sus maderas presentes, tostados, algún apunte de cuero, especias, regaliz, pero a la vez le acompaña una muy buena aportación de fruta principalmente negra madura.
En boca sencillamente se sale, muy amable y goloso, equilibrado y con buen paso, agradable, correcta acidez, bien ensamblado y con buen recorrido.
En definitiva, un vino muy completo, en buen estado de forma y consumo, y por supuesto muy honesto y gratificante.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar