Vino Alain Graillot Crozes-Hermitage 2009: Con muchas notas terciarias


Rojo picota con ribete amoratado y capa media-alta. Ni brillante ni limpio, pues aparece bastante sedimento tras su decantado. Lágrima densa.
En nariz al principio se muestra algo cerrado, y la verdad es que necesita de al menos hora y media para que aparezca la fruta. Al final frutas negras en sazón, flores silvestres, especias, ahumados, monte bajo, cuero, caza y sangre.
Boca equilibrada y bien compensada, con una madera que no sobresale pero que le aporta toques muy interesantes. Bien de acidez. Paso sedoso y no muy astringente. Sabores a fruta, bosque, tabaco y carne cruda con un buen toque mineral.
Postgusto licoroso y especiado.
Otro de esos vinos que nunca fallan, con una regularidad increíble año tras año.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar