Vino Alain Graillot Crozes-Hermitage 2009: Buen equilibrio en una añada cálida


Rojo picota, ribete amoratado, capa alta.
En intenso y primario en nariz, resultando muy limpio y poderoso. Notas de violetas, frutos rojos del bosque, fruta negra, mora, cassis, recuerdos balsámicos, trazas animales, bacon, ahumados, ese clásico efluvio de aceitunas negras, en fin, una paleta llena de fuerza y nitidez.
En boca está joven pero ya resulta accesible, siendo siempre equilibrado. Hay acidez y resulta redondo en el paso, dejando un marcado sabor de frutos rojos y un final balsámico e incluso mineral, con un tanino fino y bien integrado. Buena persistencia.
Para Alain Graillot, 2009 es su mejor añada desde 1990, añada cálida pero equilibrada y con rendimientos algo más altos. Es un vino agradable y que muestra la calidad habitual de este soberbio Crozes, uno de los tintos con la mejor RCP que hay en el mercado, unos 18 euros. Como siempre recomendable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar