Convento San Francisco selección especial:

Color picota granatoso.
Nariz de buena intensidad con aromas inicialmente algo curiosos, pues tenía un toque de puerro, de vichyssoise, cuanto menos curioso, nada grave. Rápidamente las notas de fruta negra fueron apareciendo en boca, con un toque frutal de fresa ácida, de arándanos, de pimienta rosa y un curry. Esta nariz tan especiada y esas frutas tan marcadas le dan un perfil exótico, personal. A medida que avanza la oxigenación va dando notas más dulces, como el melón francés.
En boca tiene fruta madura negra para dar y repartir. Este peso de fruta lo hace especialmente atractivo, con las notas especiadas bien integradas, cremoso al tacto y con una muy buen acidez. El largo recorrido acaba de redondear el conjunto y el tanino está muy pulido.

Me gustó aunque me fue imposible saber de qué vino se trataba (cata doble ciega).

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar