Vino Ría de Arosa 2009: Ría de Arosa


Amarillo pajizo con reflejos dorados, limpio y brillante.
Nariz de baja intensidad, en un principio y a copa parada, recuerdos a sobremaduración (piña y naranja) tras aireación, aparecen levemente recuerdos florales, herbáceos y cítricos pero no tan maduros.
En baco tiene un paso ligero, boca marcada por la fruta madura, acidez y recorrido corto, retro cítrico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar