Michel Lafarge, Volnay, Clos du Châteu des Ducs 2006

Vino Michel Lafarge, Volnay, Clos du Châteu des Ducs 2006

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,5
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Michel Lafarge
D.O./Zona: Borgoña
País: Francia
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Pinot Noir
Precio aproximado: Desconocido
Descripción

Varietales: Pinot Noir

2 Opiniones de Michel Lafarge, Volnay, Clos du Châteu des Ducs

Rojo rubí, ribetes rojizos, capa media-alta.

Nariz de buena intensidad, compleja, profunda, cambiante, enigmática. Nos da múltiples registros con cambios continuos en copa y que van desde los toques de frutas rojas maduras, flor seca, especiados de clavo y pimienta negra, humedades, tierra mojada, balsámicos, hierbas aromáticas, regalices. Un espectáculo de aromas complejos y cambiantes.

En boca es delicado pero potente, estructurado, lleno de múltiples matices, dejando la impronta de su enorme clase. Tiene acidez, un paso redondo, de corte clásico, encantador en sus formas, quedando un elegante posgusto de frutas maduras y tonos minerales, con un tanino férreo pero maravillosamente integrado. Buena persistencia.

Este Ducs 2006 nos ha parecido un vino en un momento de forma pletórico pese a su juventud, lleno de matices, cambiante, elegante, perfecto en sus formas, un vino que resume la auténtica esencia de los vinos de este soberbio productor, puro clasicismo borgoñón elevado a su máxima categoría. Unos 60 euros, los vale de sobra.

Aspecto visual: vino tinto con bonito vestido rojo rubí.

Aromas de nariz: se muestra franca, muy agradable de corte clásico, donde tenemos recuerdos a moras de zarzas bien maduras. Es un vino muy complejo y cambiante sobre una base, en lo que todo se mueve esta centrado. Tenemos recuerdos a guindas rojas, incluso parece que nos enmarañamos en esas zarzas, pero estas se muestran amables, notamos ligeras violetas, incluso a tierras rojas humeda, con algun toque canto rodado de estos rojos. Hay algun toque balsamico, pero personalmente me recuerdan más un pequeño sotobosque muy ligero, e incluso algun vientre de conejo o liebre. Una nariz muy diferente a otros de este productor.

Aromas de boca: se muestra pleno amplio bien estructurado, con un buen tanino, pero sobre todo una acidez eléctrica y potente, que juega a una lucha de poder y protagonismos con las sensaciones frutales del vino, quizás a esto es porque dicen que son vinos más arcaico, que otras zonas de Borgoña. Deja buenas sensaciones en boca en el postgusto, con su toque clásico, frutal y una acidez impresionante

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar