Algo especial

Color amarillo, brillante y limpio.
La nariz, tras aireación, es de buena intensidad y complejidad, notas ahumadas, fruta blanca fresca, ligeros cítricos, monte bajo, notas amieladas, flores blancas y fondo de marcada mineralidad.
En boca tiene buena entrada, amplio, excelente acidez que marca el paso del vino en boca, donde la integración de la fruta y la barrica nos lleva a un final muy largo. En retrogusto vuelven las notas de fruta sobre marcada mineralidad y recuerdos a frutos secos.
Un vinazo distinto, especial por muchos motivos, por el viñedo y su antiguedad, por su formato y por su limitada producción, hay que apreciar estos elementos más allá de los aspectos que habitualmente valoro. Un placer, para sentirse afortunado.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar