Cava Amorany Gran Cuvee Brut: Ni fú ni fá, casi fá.


La botella es lo que más llama la atención de este cava, el culo se ensancha y el cuello se estrecha, desde luego estabilidad tiene. Su bajo precio, teniendo en cuenta que alguno hay por ahí mejor y a un precio menor, no le sirve, y más aún tras anunciarse como de autor.
Sus virtudes no van más allá de la frescura que se le presupone y las notas herbáceas tanto en nariz como en boca que son lo que parece darle alguna complejidad, fruta blanca tiene, manzana, pero en general corto. El trago es llevadero gracias a que el carbónico está más sujeto de lo que se adivina tras esa burbuja rápida. Final corto.
Sin defectos pero sin nada que destaque, por lo que no pasa de correcto.
Promoción del Lidl.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar