Un garnacha especial de la DO Vinos de Madrid

Con Isabel Galindo técnico de bodega Las Moradas de San Martín estuve disfrutando de sus experiencias con la garnacha en un terreno donde más del 80% es arena. Isabel apuesta por la elaboración tradicional y por sacar del olvido una variedad que estaba cayendo en el abandono.
Initio 2005, es su primer vino, y desde luego que es una apuesta ganadora. Un garnacha fantástico, de esos vinos de terroir que tanto me emocionan, y un vino donde la garnacha ha sacado un registro muy diferente a los que ya conocía. De hecho hablando con ella, llegábamos a la conclusión de que se parecía más a la garnacha del otras zonas como la del Priorat.

Un vino de garnacha de 80 años con 13 meses de barrica de 1º, 2º y 3º año.
Un vino con un color rojo picota oscuro que llama la atención para la añada que es.
En nariz me parece muy elegante, con una intensidad elevada a monte bajo, hojarasca, muy mineral y unas notas de romero que me trasladaban al pueblo de la Sierra de San Vicente donde suelo recogerlo.
En boca tiene una entrada agradable, licoroso, de paso largo, un equilibrio perfecto entre la acidez y el alcohol, no existen aristas, todo son recuerdos minerales, especiados y a ese romero tan especial para mí. La persistencia es elevada.

Un vino que aguanta toda la comida y que por su perfil yo recomendaría decantar. A quién le guste como a mi ver la evolución en nariz, recomiendo jarrear (pasar el vino a una jarra específica y luego servir) y servir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar