Vino Montecastro y Llanahermosa 2006: No me dice nada


Color picota oscuro, capa alta. Tinta la copa, abundante lágrima. Demasiado concentrado para mí gusto. Aroma bastante intenso, al abrir aromas metálicos, la fruta muy escondida, chocolate, alguna madera hay por ahí, especias... Final un tanto amargoso que no me convence. Tiene una acidez mediocre, no me dice nada. Nada fresco, goloso y pesado.

Al día siguiente... lo mismo más o menos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar