Vino Imperial Gran Reserva 2001: Va para grande


De color rubí granatoso de capa media-alta, muy extraído, tapado, brillante, limpio. Reflejos ambarinos y rojizos, vivos, refulgente. Ribete cobrizo, diminuto, con marcada diferencia respecto al menisco.

Un Imperial de nuevo cuño, poderoso y nada austero en estos sus primeros años de andadura, a diferencia de lo que solía ser costumbre de la marca, y de la bodega. Se muestra pletórico en intensidad, en detalles, y sobre todo en una fruta fragante, perfumada, que imprime un intenso carácter varietal al vino. Se entrega totalmente sin guardarse nada para más adelante. Se sostiene sobre un piso de madera fina, elegante, suavemente ahumada, que retiene una caricia de vainilla y un amago de térreos, cuero viejo, tabaco rubio. Se airea, se abre, cada vez más perfumado y entero. Jovial, alegre, muy disfrutable.

En boca se agarra con fuerza, vibrante, corpulento y sedoso a la par, aterciopelado, inundando con fruta en sazón matizada por una acidez descarnada. Fresco, jugoso, equilibrado, dotado de taninos de auténtico lujo, pura seda, y una progresiva sensación de equilibrio que va apoderándose del conjunto. Un Imperial elaborado con mimo que muestra sin recato las bondades de la gran añada del 2001. Aún le falta ganar en profundidad y comenzar a reducirse en botella. La espera seguro que le sienta bien. Excesivamente joven y enérgico en este momento. Hay materia prima, y de la buena, para que vaya ganando en matices. Está por ver si alcanza el nivel altísimo de calidad de los Imperial de los 60 y 70. Ya comienza a dar pistas que estamos ante uno de esos pesos pesados de Cvne. Un consejo: comprar ahora que todavía es posible.

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2014/12/imperial-2001-gran-reserva.html

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar