Vino Edra blanco luz 2008: Vignier de huesca


Amarillo pajizo con reflejos dorados, leve presencia inicial de carbónico. En nariz albaricoques, mango, pera dulce, madreselva y algo de moscatel con un fondo ahumado.
En boca la acidez es agradable, glicérico y sedoso paso final ligeramente amargoso. En el postgusto vuelve la pera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar