Vino Serrata Crianza 2005: Llegó tarde, pero llegó...


Botella elegante, con un grafismo atractivo y diferenciador.

Visual: color picota, de capa medio-alta.

Nariz: requiere apertura anticipada, para dar oportunidad a que las notas se muestren francas en la percepción. Tierra y hojarasca húmedas, acompañando a frutos negros y rojos no excesivamente maduros, suaves tostados, y evocaciones mediterráneas (cítricos leves y tapenade).

Boca: acidez atractiva que no tapa el dulzor terminal, de cuerpo y recorrido medios, con taninos a evolucionar, aparece algo necesitado de terminación en botella en 2 años. Me gustan más agresivos, y este vino lo es poco. Muy caro.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar