Vino Serrata Crianza 2005: Habrá que dejarle botella.


Rojo picota de ribete violaceo, capa muy alta y amplia lágrima.
Nariz potente y muy compleja con aromas a ciruelas, lacas, vainilla, tinta china, algo de establo que se va airenado, torrefactos, pimienta y puntas de alcohol.
Boca de buen ataque, acidez tartárica, voluptuosa, astringente, con taninos terrosos, paso amplio y balsámico, retronasal balsámica y final muy largo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar